Biografía de Thalía

No hay comentarios
Ariadna Thalía Sodi Miranda, conocida simplemente como Thalía(n. Ciudad de México, 26 de agosto de 1971), es una cantautora, actriz, escritora, diseñadora de moda, filántropa y empresaria mexicana. Inició su carrera musical a principios de la década de 1980, como vocalista de un grupo infantil llamado Din Din. En 1986, se integró a la banda Timbiriche, con la que grabó 3 álbumes de estudio, separándose de esta en 1989. Poco después, viajó a Los Ángeles, California para prepararse como solista.
En 1990, regresó a México y lanzó su primer álbum como solista titulado Thalía, bajo el sello discográfico Fonovisa, al que le siguieron Mundo de cristal en 1991 y Love en 1992, los cuales lograron un considerable éxito en ventas en territorio mexicano. En 1994, firmó un contrato con la discográfica EMI, con la cual lanzó diez álbumes de estudio y vendió 30 millones de discos. En 2009, firmó un contrato con Sony Music, la cual era dirigida por su esposo Tommy Mottola hasta 2003. Más tarde, consiguió un disco de diamante, doble platino y un disco de oro por su primer álbum en vivo, Primera fila, al vender más de 450 000 copias en México. Thalía ha vendido más de 40 millones de discos desde su debut como solista, lo que la convierte en una de las cantantes con mayores ventas de todos los tiempos. Sus mayores éxitos incluyen temas como «Piel morena», «Amor a la mexicana», «Entre el mar y una estrella», «Tú y yo», «No me enseñaste», «¿A quién le importa?», «Cerca de ti», «Amar sin ser amada» y «Equivocada». Ha cantado en varios idiomas, entre ellos inglés, francés, portugués y tagalo. «Piel Morena» resultó elegido como el mejor tema en español de todos los tiempos en Estados Unidos en una encuesta realizada por la cadena televisiva Univision. Otras ocupaciones de Thalía han sido ocasionalmente modelo, conductora, locutora y productora discográfica. Cabe añadirse que es reconocida por el Libro Guinness de los récords como la cantante con más premios ganados en una sola noche.
En su trayectoria como actriz, Thalía ha participado en siete telenovelas, dos películas, una obra de teatro, aunado a la grabación de tres bandas sonoras de películas. Si bien sus actuaciones en las telenovelas le han valido críticas variadas y no han sido muy abundantes, Thalía es considerada como «La Reina de las Telenovelas». Cabe señalarse que las telenovelas en las que ha participado han sido vistas por más de 2 mil millones de personas en 180 países; tan sólo la Trilogía de las Marías fue vista durante su transmisión original por mil millones de personas. A grandes rasgos, su carrera le ha llevado a Thalía a ser calificada como un ícono popular a nivel mundial.


Vida y carrera
1971–1989: Infancia e inicios artísticos
Ariadna Thalía Sodi Miranda nació en el Hospital Español de la Ciudad de México el 26 de agosto de 1971. Es hija del científico, escritor y criminólogo mexicano Ernesto Sodi Pallares (de ascendencia española) y de la empresaria mexicana Yolanda Miranda Mange (de ascendencia francesa). Cuando era pequeña, era apodada «Yuya» por su familia, y su nombre se debe a la afición de su madre por la literatura griega, al usar el nombre de la musa Talía para llamar a la que sería su última hija. Es la menor de cuatro hermanas: Laura Zapata, Federica, Gabriela y Ernestina Sodi.
Cuando solamente tenía un año de edad, Thalía apareció en un anuncio comercial de refrescos. En 1976, el padre de las hermanas Sodi murió de Hepatitis C cuando Thalía tenía apenas cinco años de edad. La cantante reconoció luego que su fallecimiento la había conmocionado de forma considerable, ocasionando que padeciera incluso autismo, por lo que su madre tuvo que llevarla con un psicólogo. En su libro Cada día más fuerte, habla un poco más al respecto y comenta también sobre ciertos eventos paranormales que ocurrían en su hogar cuando era niña: «Quedé sin hablar por más de un año, al recibir tan fuerte noticia [...] En nuestra casa existió un ser así [en referencia a la Llorona] y de pronto se sentían energías sobrenaturales, y eso a una niña la hace fuerte, la hace defenderse de lo invisible, de lo que no se toca, de lo que está ahí y es importante enfrentarlo de cara».
Thalía cursó su educación primaria en el Liceo franco mexicano, donde obtuvo una enseñanza bilingüe en francés y español.

Tiempo después, cuando tenía 4 años de edad, sus padres la encaminaron hacia el mundo de la actuación y la música haciéndola tomar clases de ballet y piano en el Conservatorio Nacional de la ciudad de México, preparándose para los concursos de talentos a los que acudiría acompañada de su madre en años posteriores. Aunque cuando tenías 6 años, su sueño original era dedicarse a la gimnasia, inspirada por Nadia Comăneci,a lo que su hermana mayor Laura Zapata, no le gustaba nada esta actividad y decide llevar a Thalía al teatro donde ella trabajaba todos los días. Desde ese entonces Thalía deseaba seguir los pasos de su hermana Laura, «yo me tenía que portar bien en la escuela para que el fin de semana me dejaran ir a ver actuar a Laura en el teatro», declara Thalía años más tarde. Así pasó gran parte de su niñez y adolescencia, presentándose a audiciones y concursos de televisión que mostraban las aptitudes de Thalía como un niño prodigio en la música contemporánea.
Más tarde en 1980, participó en el programa Estudiantes que estudian, formando parte de una estudiantina que se presentó en un programa musical. Al año siguiente, inició su carrera musical como vocalista de un grupo infantil llamado Pac Man, presentándose en el festival, Juguemos a cantar de Televisa, interpretando la canción «Alegrías Musicales», quedando en segundo lugar, posteriormente el grupo cambió de nombre a Din Din y con este grabaron 4 lps. En 1984, se integró a la obra teatral Vaselina, compartiendo créditos con algunos de los integrantes del grupo Timbiriche, sustituyendo a Sasha Sökol y obteniendo el papel estelar de Sandy Dee. «Me gustaba ir a ver a mi hermana Laura al teatro, y un buen día Julissa creyo en mí y me invitó a participar en Vaselina; cuando llegue a la obra, todas las niñas se pusieron celosas, y de ahí en adelante me hicieron bromas muy pesadas», declara Thalía. Finalmente en 1986, se integró a la banda Timbiriche, en sustitución de Sasha Sökol, compartiendo créditos con Eduardo Capetillo, Erick Rubín, Diego Schoening, Mariana Garza, Edith Márquez, Alix Bauer, Bibi Gaytán y Paulina Rubio. Al año siguiente grabó junto a sus compañeras del grupo, el tema principal de la telenovela juvenil Quinceañera, misma que fue co-protagonizada por la cantante en su papel estelar. Junto a Timbiriche Thalía grabó tres álbumes de estudio, destacandose, Timbiriche VII en 1987, y Timbiriche VIII y IX en 1988, que sin duda marca el punto máximo en la carrera musical del grupo, lo cual se conviertierón en los álbumes más exitosos de este, tomando en consideración que Thalía había ayudado gran parte en ello, con sus interpretaciones y su "polémico" look que consistía en minifaldas, medias y cabello esponjado. El grupo se convirtió en el más importante del pop latino de la década de 1980, y probablemente sea el grupo mexicano más exitoso de todos los tiempos, con ventas superiores a los 30 millones de discos a nivel internacional en la actualidad. El último disco de Thalía junto al grupo fue publicado en 1989, titulado Los clásicos de Timbiriche, una recopilación de éxitos, con nuevos arreglos sinfónicos, y que tuvo de invitados a los 3 primeros ex integrantes: Benny, Sasha y Mariana. Thalía abandonó Timbiriche ese mismo año y fue sustituida por Patricia Tanús. Poco después, viajó a Los Ángeles, California para comenzar a preparar su carrera como solista, tomando clases de inglés en la universidad de California, y además clases de piano, bajo, jazz, danza moderna, actuación, dicción, estética y culturismo.

1990–1994: Thalía, Mundo de Cristal y Love
En 1990, Thalía regresó a México y lanzó su primer álbum de estudio como solista, titulado simplemente Thalía; producido por Alfredo Díaz Ordaz y publicado bajo el sello discográfico Fonovisa. De este álbum se desprendieron los sencillos, «Amarillo Azul», «Pienso en ti», «Un pacto entre los dos» y «Saliva», estos dos últimos co-escritos por la cantante junto a Alfredo y considerados "controversiales", especialmente por los sencillos, «Saliva», el cual fue censurado en las radios mexicanas por su contenido explícito y «Un pacto entre los dos» que fue considerado como un tema "sadomasoquista", a esto se suma que grupos de Ultraderecha la considerarán satánica. El álbum, que incluía canciones pop rock, fue muy críticado por su contenido moralmente explícito, letras con alucinaciones al sexo e incluso extractos de satanismo en «Amarillo azul», además Thalía mostraba un "look agresivo" con diminutos shorts. A pesar de ello, el álbum se agotó en 15 días en su tiraje inicial, y llegó ha vender 450 000 copias en ese mismo año.
En septiembre de 1991, la cantante lanzó su segundo álbum de estudio, titulado Mundo de cristal, el cual representa la última "mancuerna" con el productor Alfredo Díaz Ordaz; fue publicado bajo el mismo sello discográfico de su anterior disco. Nuevamente la cantante desata polémica con su look, el cual consistía en atuendos repletos de flores, denominado por la propia cantante, flower power inspirado en el movimiento hippie. De este disco se desprendieron los sencillos «Sudor», «En la intimidad», «Te necesito» y «Fuego cruzado». El álbum gozó de gran popularidad en los charts mexicanos y tuvo grandes ventas en el mismo.

En octubre de 1992, lanzó su tercer álbum de estudio y el último bajo el sello discográfico Fonovisa, titulado Love, grabado en España y producido por Luis Carlos Esteban. Incluye 6 sencillos promocionales, «El bronceador», «Love», «Sangre», «María Mercedes», «No trates de engañarme», y «La vie en rose», este último es una versión de la cantante francesa Édith Piaf, Thalía interpretó esta canción mitad en español y mitad en francés. Este disco supondría una evolución de Thalía, en cuanto a géneros musicales en el que experimenta con sonidos electrónicos más profundos, y en cuanto a imagen la cruz egipcia, fue el eje central de la producción, al igual que en sus vestuarios, en el que incluía, diminutos bodies y largas colas de vestido.El sencillo Sangre, fue escrita por Thalía y dedicada a la relación entre ella y el productor Alfredo Díaz Ordaz, quien falleciera en 1992. El álbum alcanzó la posición número 15 en el Billboard Latin Pop Albums, y obtuvo altas ventas en Centroamérica, Filipinas y México, en este último llegaría a vender 300 000 copias en un mes, y alcanzaría el millón de copias en poco tiempo, al día de hoy es su disco con mayores ventas en México.


1994–1999: En éxtasis, Nandito Ako, Amor a la mexicana e internacionalización
En 1994, Thalía firmó un contrato con el sello discográfico EMI, y un año después lanzó su cuarto álbum de estudio, titulado En éxtasis, producido por Emilio Estefan. De este álbum se desprendieron los sencillos, «Amándote», «Gracias a Dios», «Quiero hacerte el amor» «María la del barrio» y «Piel morena», este último considerado su primer éxito internacional, alcanzando los primeros lugares de las listas de popularidad en toda Latinoamérica, Europa mediterránea, Asia, donde alcanzó la posición número 5 en Japón.
Según Joey Guerra, crítico especializado, de el portal Amazon.com comenta: «El primer álbum de Thalía con el sello EMI Latin "encuentra" a la cantante mexicana y actriz de telenovelas y se aleja del pop desechable de sus discos anteriores en favor de los sonidos más diversos y más ricos. Sin embargo hay un momento flojo de En éxtasis. El interruptor se encuentra en gran parte gracias a los productores Emilio Estefan Jr. y Kike Santander, quien hábilmente ha disfrazado deficiencias de Thalía como cantante con valores de producción. El tema «Piel Morena», es la primera pista y única en cuanto a valor musical, es una cumbia embriagadora, y sensual. Thalía brilla en «Amándote» una pista de baile producido por Abraham «AB» Quintanilla, y que incluso se las arregla una versión dulce de Juan Gabriel, con «Gracias a Dios». Las baladas «Quiero Hacerte el Amor» y «Lágrimas» este último co-escrito por Thalia, también llaman la atención sobre matices inesperados.»
En éxtasis fue el primer álbum que llevó a Thalía a ser conocida internacionalmente y fue certificado con varios discos de oro y platino a nivel internacional. En cuanto a imagen muestra a Thalía como un símbolo sexual, caracterizado por el uso de corpiños, de diversos estilos como de metal, de grifos, frutas o de saca fuegos, y además la cantante presume de su pequeña cintura en varios videos, usuando vestimentas de cuero.
En enero de 1997, salió a la venta su primer álbum recopilatorio, titulado Nandito Ako. El álbum contiene cuatro canciones en tagalo, el idioma oficial de las Filipinas, así como cinco versiones en inglés del álbum En éxtasis y un remix. El primer y único sencillo que se desprendió de este álbum fue «Nandito Ako». Este disco es un regalo de Thalía hacia sus fans de Asia, principalmente para Filipinas, debido al éxito y recibimiento que tuvó por sus telenovelas de la Trilogía de las Marías. El disco recibió disco de platino en su primera semana, y es uno de los álbumes más vendidos en ese país, ha logrado alcanzar un millón de copias a nivel mundial.
En julio de ese mismo año, Thalía lanzó su quinto álbum de estudio, titulado Amor a la mexicana, producido nuevamente por Emilio Estefan, en el que aparecen canciones como «Mujer latina», «De dónde soy», «Por amor», «Noches sin luna» y «Amor a la mexicana», que la llevaron a alcanzar las primeras posiciones en Europa, Asia y América, estableciendola como una de las máximas exponentes del pop latino, es su disco con mayores ventas a nivel mundial llegando a vender más de 10 millones de copias desde su lanzamiento, además algunas canciones fueron interpretadas en portugués para la edición especial en Brasil.


2000–2003: Arrasando, Thalía con banda, Thalía, Hits Remixed, Crossover y consolidación musical
En el nuevo milenio, la cantante lanzó su sexto álbum de estudio, titulado Arrasando, también producido por Emilio Estefan, el cual contiene doce canciones, ocho de ellas fueron escritas y producidas por Thalía. Incluye temas como «Arrasando», «Entre el mar y una estrella», «Regresa a mí» y «Reencarnación». El álbum fue nominado para un Grammy Latino y ganó en la categoría de «Álbum de Mejor Ingeniería de Sonido». «Entre el mar y una estrella» fue el primer tema de Thalía que llegó a la posición número uno de la lista Billboard Hot Latin Tracks. Esté álbum representa uno de sus mejores trabajos en cuanto a producción y en ventas, pues ha llegado a vender 5 millones de copias.
Según Rosario Valeriano, gerente de prensa de EMI México «Esta producción, que tiene 12 temas en total, está pensada para todos los mercados, pues tiene temas latinos como una batucada al estilo Brasil, y otros con los que seguro entrará en el gusto de miles.[...] Algo que le va a gustar a la gente es que Thalía canta un tema muy al estilo Cher, y la verdad es que está excelente, pues tanto esta canción como las demás tienen ritmos muy diferentes. Haber contribuido en su disco como compositora fue para Thalía algo con lo que Estefan quedó muy satisfecho, dijo Valeriano, pues vio que la también actriz ya estaba preparada para afrontar de lleno esta faceta en su carrera.[...] Lo que sabemos es que el señor Estefan le confió mucho de lo que concierne a composición de los temas, eso habla muy bien de ella, pues además de cantar muy bien, le permite demostrar que también puede con esa responsabilidad, y según la ejecutiva Thalía quiso preparar un producto de calidad, por lo que tardó casi un año en dejar listos cada uno de los temas que se incluyen en el disco, Es cierto que tardó un buen tiempo, pero valió la pena la espera, pues ella viene como dice el título del disco;: 'arrasando' fuertemente a nivel internacional, Definitivamente, estamos orgullosos de tener en EMI a la máxima estrella a nivel internacional", concluyó Valeriano.»
Según Jason Birchmeier, Arrasando «la estableció firmemente como una súper estrella en pleno derecho en 2000, en una época de trance y ritmos electrónicos traidos de Europa, La mayor parte de Arrasando juega a ese estilo, con su abundancia de sintetizadores y ritmos bailables, así como sus coros de éxtasis, que parecen llegar de canción tras canción, se envolvió en la producción rimbombante cargado de sintetizadores y voz overdubbed. El resultado es, probablemente, demasiado para cualquiera, no inclinado a bailar con locura, lo que especialmente se aplica a la pista del título, que está hecho a medida para el juego del club durante las horas pico, Sin embargo, hay varias canciones más lentas que ayudan a aliviar la intensidad, sobre todo el aire como lo es «Entre el mar y una estrella» y el calmante "No Hay Que Llorar". Dar un paso atrás por un momento y poner Arrasando en perspectiva, ciertamente difiere de su predecesor Amor a la mexicana, y sucesor Thalía. Todos se encuentran entre sus mejores esfuerzos, con Arrasando siendo probablemente el más artificial. Es más aventurera que la aerodinámica Thalia, sin embargo, no es tan fluida como Amor a la Mexicana. Y por todas estas razones, es un disco extrañamente curioso, muy evocadora de su tiempo.»
En cambio Joey Guerra de Amazon.com comenta: «La superestrella mexicana Thalía ha recorrido un largo camino desde sus comienzos en los 90´s como una delgada voz latina de pop-tarta. Su estelar en 1997 del álbum, Amor a la mexicana, era una afirmación a toda velocidad de su talento de maduración, gracias en gran parte al trabajo de producción va-va-voom de Emilio Estefan Jr. calienta aún más en Arrasando, pues mezcla desde la salsa, rap, reggae, cumbia, ritmos agresivos y es una combinación irresistible. Thalía se demuestra igualmente hábil para las baladas, sobre todo en el primer single majestuosa, «Entre el mar y una estrella.»
En el 2001 se publicó su segunda compilación, Thalía con banda: Grandes éxitos a la cual se añadieron dos temas nuevos titulados La Revancha, Cuco Peña este último de la autoría de la cantante, todos grabados en nuevas versiones por la cantante, pero con el respaldo de una agrupación de banda sinaloense «algo poco frecuente entre los intérpretes pop mexicanos» Fue grabado en Los Mochis, Sinaloa, y lanzado oficialmente después de una fiesta privada en la Hacienda Los Morales, uno de los lugares más tradicionales de la Ciudad de México. Producido por Guillermo Gil, y compuesto por sus grandes éxitos con nuevos arreglos de Pancho Ruiz y Adolfo Valenzuela y Omar, incluyendo grandes éxitos "Amor a la Mexicana", "Entre el Mar y Una Estrella" y "Arrasando".
La cantante lleva en la portada de este disco un traje "precioso" de México, hechas por el modista Gustavo Mata, lo que significa este álbum: es un tributo a su país natal.
Joey Guerra comenta al respecto. «Es extraño en un primer momento escuchar de la diva mexicana Thalía éxitos pop adornado con bocinazos y golpes oompah, pero finalmente lo logra en la Thalia con Banda: Grandes Éxitos. Thalia ha recurrido a una alineación sólida de músicos y productores para el proyecto, pero esto no es música de banda en su forma más pura. Se pueden encontrar Cumbia y pop con regularidad en muchas de las pistas. La colección vuelve resbaladiza - y reimagines - de mayor éxito de Thalía desde que llegó a EMI Latin en 1995, para hacer un proyecto irregular, pero interesante. Temas como "Amor a la Mexicana" y "Por Amor" funcionan bien dentro de la configuración de banda tradicional, mientras que las baladas "Quiero Hacerte el Amor" y "Entre el Mar y Una Estrella" arrastra un poco y lo mejor es exhibido en sus arreglos originales. "Arrasando", la canción estelar de Thalía en el álbum de 2000, se empobrece de energía, pero la inclusión de las joyas tradicionales de "Cuco Peña" y "La Revancha" es una auténtica delicia. A pesar de todo, Thalía sigue siendo una autoridad - y la irresistible - presencia.» A pesar de lo desconocido que era este género en todo el mundo, este disco logró casi alcanzar el millón de copias vendidas en su primer año de publicación y en la actualidad supera el millón de copias, y fue el primero en la historia del estilo "banda" que consiguió el Disco de oro en España, y en países como Grecia, y Hungría.
Para el año 2002, Thalía se alió con el productor y compositor Estéfano y regresó con el disco Thalía, su séptimo álbum de estudio, con 13 temas, 3 de los cuales en inglés, en el cual Thalía se convierte en ejecutiva y compone 2 temas. De este álbum se desprendieron los sencillos «Dance, Dance (The Mexican)» «¿A quién le importa?», «Tú y yo», «No me enseñaste». Este disco, que suponía una vuelta a sus orígenes musicales, experimentando con nuevamente con pop rock tuvo un éxito de ventas al llegar a vender 5 millones de copias «El disco femenino latino más vendido de ese año», y fue reconocido con nominaciones y premios en los Grammy Latinos, Premios Billboard, International Dance Music Awards, Premio Lo Nuestro, entre otros. Además, los temas «Tú y yo», y «No me enseñaste», lograron llegar a la posición número uno de la lista Billboard Hot Latin Tracks, el álbum se colocó en la posición número 11 de la lista Billboard 200 y en el número 1 de las listas Top Latin Albums y Latin Pop Albums. Y la versión en inglés de «Tú y yo», formó parte del juego de EA Sports, NASCAR 07.
Joey Guerra elogió el álbum de Thalía, diciendo: «la diva mexicana Thalía y su álbum homónimo, es más maduro con cancioncillas del poder de las chicas, con tintes desde el ska «En la fiesta mando yo» a los que es «¿A quién le importa?», es una oda de diablo-poder- y cuidado. Es un terreno familiar para Thalía, quien exploró temas similares en el año 1997 con Amor a la Mexicana y Arrasando para el año 2000. Esta nueva serie no es tan instantáneamente adictivo, pero muestra la evolución continua de Thalía como artista. «La loca» es una mezcla heterogénea de rock, cumbia, rap y otros ritmos, mientras que el brillante «Vueltas en el aire », está destinado a llenar las pistas de baile. La Sra. Tommy Mottola también se alia con los equipos como los Kumbia Kings en «Tu y Yo» y se alista con Marc Anthony como copia de seguridad en «The Mexican». El cruce inevitable es también anunciada en la balada anhelo «Closer to You» y un cover de los Dead or Alive con «You Spin Me Round», que encuentra Thalia ronroneando como un sexy gatito. Sí lo mantiene, todos estaremos muy pronto ser un esclavo de un nuevo tipo de diva...Concluye..»
Mientras tanto Según Jason Birchmeier, «fue una gigantesca supernova del tamaño de estrellas en el mundo latino y ni decir en los medios de comunicación. Su anterior álbum, Arrasando, se separó ni un par, ni un poco, sino la friolera de cinco hits, incluyendo el exitoso «Entre el Mar y Una Estrella». Y, por supuesto, fue reconocida a largo de sus años como la actual estrella de telenovela, por no hablar de la atención sensacionalista que había tenido en la estela de sus tres millones de dólares de la boda de ese entonces el jefe de Sony Music Tommy Mottola en 2000.[...] Por lo tanto, con la esperanza de mantener, Thalía trabaja con los mejores del negocio - el negocio del pop latino, y como de costumbre, se pone en manos del trabajo de producción de Emilio Estefan Jr, pero más notablemente, ella trabaja casi exclusivamente con el equipo de composición de Estéfano y Julio Reyes.[...] Thalia es un buffet de delicias - finalmente ha preparado canciones pop de todos los tipos, cada uno con su propio sabor y atractivo, algunos más sabroso que otros, claro, pero prácticamente todos ellos deliciosos. Lo más destacado es demasiado, es un movimiento astuto, comercialmente hablando, pero en realidad sirve como una ducha de agua fría sobre lo que de otro modo es un álbum casi perfecto. En realidad, sus grabaciones en el idioma, son muy debatidas en términos de calidad, para ser justos, pero en medio de ese debate hay un consenso definitivo: sus canciones en Inglés siempre es posible cumplir con la tibia acogida, incluso entre sus más ardientes partidarios, Amor a la Mexicana es un excelente álbum, también, pero Thalia es una criatura muy diferente. Es un disco que es tanto el resultado del genio compositor Estéfano como el llamado sin precedentes de Thalía. Suena un poco anticuado en retrospectiva - estrechamente ligada a la evolución de la producción de su tiempo, demasiado tal vez - pero no en la misma medida de Arrasando. Un álbum de piedra de toque del pop latino, sin duda, Thalia es también uno de los mayores logros de Estéfano. Un acto difícil de seguir, esta vez, ya que tanto Thalía y Estéfano se descubre cuando el tiempo llegó a reunir y grabar El Sexto Sentido, tres años después, para el éxito de mucho menos.»

A comienzos del 2003, lanzá su tercer álbum recopilatorio y el primero en versiones de mezclas, titulado Hits Remixed, que contiene 12 temas de sus más grandes éxitos, este disco llegó a ser certificado con Dicos de oro y platino, en Estados Unidos, México, Argentina, Grecia, y Brasil llegando a vender más del millón de copias, convirtiéndose en uno de los álbumes de remixes más vendidos de todos los tiempos.
En 2003, la cantante lanza su octavo álbum de estudio y su primer álbum para el mercado anglosajón, titulado Thalía. Este fue lanzado bajo el sello Virgin Records, filial de EMI, bajo la producción de Cory Rooney, que contiene 14 temas: diez en inglés y cuatro en español. De los cuales dos de ellas escritas por ella, como «Closer to you» y «Save the day» está última inspirada en los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que tiene como corte, un dueto con el cantante de rap, Fat Joe, llamado «I Want You».
«Es un disco que fue grabado en inglés y en español, porque para mí es muy importante seguir mi base, que ha sido llevar mi música en castellano al mundo entero, porque he tenido oportunidad de cantar en todos los continentes en español.[...] Es un conjunto de diferentes estilos, Encuentras desde pop, un poquito de R&B y luego encuentras un poquito de rock. Muchas influencias unidas en este álbum. Este disco es tan lleno de amor. Tú oyes las canciones y todas son canciones positivas, canciones de amor, son de vida.» «Como que está uno tan concentrado en la pronunciación, en los verbos, en la dicción, que de pronto el sentimiento, ¡¡¡arrrrrggh!!!, quiere que sea tan sencillo como te sale en tu propio idioma, ¿no?, entonces como que tienes que trabajar un poco extra, pero a final de cuentas el resultado queda sensacional.[...] Antes no lo hablaba y era fonético; yo nada más lo hablaba así como lo leía, pero ahora ya entiendo todo lo que estoy diciendo, el feeling ya sale mucho más orgánico", explicó Thalía sobre las diferencias entre las canciones que antes había grabado en inglés y las correspondientes a este nuevo álbum.[...] Thalía minimizó el peso que se le ha dado a este disco al señalar que su verdadera conquista de mercados ya la hizo en español y en diversos países, por lo que aseguró que no piensa renunciar a seguir interpretando en su lengua materna, Yo me debo a mi cultura latina, para mí es un orgullo.[...] Ahorita me dicen qué sientes haciendo el crossover, yo hice el crossover llevando la música en español en mercados como Grecia, Francia, Alemania, Indonesia, Filipinas, Hungría, o Turquía, Estoy emocionadísima por la reacción del público. Tener aquí a fans de toda la vida apoyándome, y a nuevas gentes que se están incorporando, me llena de emoción, concluyo Thalía.»
Según comenta el editor Jason Birchmeier: «Thalía se ejecuta artísticamente a través de los estilos que han predominado en el club urbano, escena de la danza por lo menos desde fines de los 90´s. Ella vende las vibraciones del pensamiento positivo de la pista de baile con «Don't Look Back». Comenzando a ver un patrón que con la música de este tipo, la imagen global de un artista - estilización en el sonido y la vista - es más vendible que abrir nuevos caminos. Thalía entiende de su obra en latín. Pero a partir de su fotografía suave, lo que diluye su inherente diva-dad a favor de un genérico (es decir: americanizado) diseño sexy estrella del pop, de canciones como «Misbehavin» y «What's It Gonna Be Boy?», Es el debut oficial de Thalía en EE.UU. un asunto de sonambulismo con la esperanza de robar un poco de J. Lo y el bling-bling. Es lamentable que el talento de Thalía está mal dirigido en el territorio que suenan igual, ya que suena tan fuerte en la agitación de «Closer to You» y «Save the Day» - dos crecientes baladas dance que sugieren que el sonido maduro de Des'ree. Se puede decir que las canciones son más que otro estilo de Thalía se está probando, sin embargo, es evidente en su voz expresiva que es donde debe estar, que es algo más que puede decirse de su tibio dueto con Fat Joe. El álbum es doblemente decepcionante, ya que su segunda mitad se compone principalmente de versiones en español de los singles en su primera mitad. Thalía fue diseñado para mostrar lo que México y Estados Unidos en el mundo han sabido por años sobre el artista. Por desgracia, no se centra lo suficiente en una sola cosa para que su estrella pueda salir realmente.»

Por su parte Joey Guerra no está del tanto lejos comentando: «Voces entrecortada, raperos invitados - que suena como una receta para el último esfuerzo de J-Lo o Ashanti, pero los elementos que integran la mezcla del auto-titulado Thalía, el álbum debut en Inglés de la cantante mexicana, es una mezcla heterogénea hábilmente producida, pero no hay mucho de la personalidad, la energía y el crecimiento de aquí que Thalia ha exhibido en sus últimos tres álbumes de estudio en español. En cambio, la cantante opta por apelar una corriente máxima que, en este caso, incluye la colaboración con un grupo de productores de pop y hip-hop, como Wake Rick, Cory Rooney y Cathy Dennis. El primer sencillo, «I Want You», con Fat Joe, la brisa dentro y fuera de la memoria casi al instante. El álbum de seis temas originales y los restantes son igualmente anónimos. Sólo la balada «Closer To You» y un remix de «The Mexican», que se repite desde el 2002 con Thalía, genera calor real. No es un esfuerzo conjunto desastrosa, pero que gran parte del sabor propio de Thalía se perdió en la traducción que sería en última instancia, decepcionante.»
El álbum llegó a la posición número 11 de la lista Billboard 200. Además, hace su entrada en mercados como Australia, Inglaterra, Irlanda y Escocia, y en Japón, vendiendo 20.000 copias en una semana, más tarde certificado con disco de platino por la venta de más de 300 mil copias en dicho país.
«Es un ritmo que ahorita pues está marcando la pauta entre la juventud, Me llamó la atención el dueto con el temible y querido Fat Joe, y pues fue la perfecta oportunidad para lanzar esta canción[...] y me da mucho gusto haber grabado con una persona tan linda, querida y talentosa como Fat Joe y haber trabajado con productores tan talentosos.»
Sin embargo la crítica destrozó la colaboración de Thalía junto a Fat Joe, diciendo: «El primer sencillo del álbum -que tendrá diez temas en inglés y cuatro en español- lo interpreta a dúo con el rapero Fat Joe en lo que puede ser la canción que menos suena a Thalía de toda su carrera. Ahora está sonando con algo de fuerza, pero a la par que "A quién le importa", sencillo de su disco anterior. Y la fuerte voz y la enorme figura de Fat Joe no es que opaquen a Thalía, pero no hacen química ni en sus más profundos sueños. Es como La bella y la bestia transportado al rap..[...] es un hip-hop/rap con poca fuerza, y lógicamente nada de sabor latino, lo cual advierte al público que Thalía ha saltado a otra dimensión musical. Los seguidores y la crítica juzgarán mejor su atrevimiento, aunque también hay mucho pop electrónico sobreproducido y que obliga a mover cualquier parte del cuerpo al escucharlo. Aquí entran en juego productores como Steve Morales y Rick Wake, quienes exprimen el talento de la artista mexicana en temas como «Baby, I’m in love», Closer to you o «Misbehavin.»
2004–2008: Greatest hits, High Voltage tour, El sexto sentido, y Lunada
En el 2004, fue lanzado el álbum Greatest Hits, en el que Thalía recopila los mayores éxitos de sus diez años cumplidos con la disquera EMI Music. De este álbum lanzó sencillos como "Cerca de ti", una balada pop-rock y "Acción y reacción", en el que aborda el tema de su relación su marido Tommy Mottola. Durante abril y mayo realizó la gira High Voltage Tour por México y Estados Unidos. "Cerca de ti" fue el cuarto tema de Thalía que llegó a la posición número 1 del "Billboard Hot Latin Tracks".
Thalía lanzó El sexto sentido en el 2005, su noveno álbum de estudio y su segundo con Estéfano como productor. De este destacan temas como la fusión de rock y tango, "Amar sin ser amada", la balada "Un alma sentenciada" y "Seducción". Asimismo, lanzó su propia dulcería con Hershey's, y planeó escribir un libro de consejos de belleza, mientras que su madre supervisó una biografía.
«Thalía está de vuelta en su elemento - "gracias a Dios" - en El Sexto Sentido, su regreso a un álbum de estudio en español después de un intervalo de tres años. Falló en su debut en 2003 con su álbum en Inglés, que fue descontrolada aún subnutridas en términos de mostrar la fiesty, el personaje divertido que ha hecho de ella una estrella. El Sexto Sentido encuentra a la cantante de regresar a la forma, incluso si no es como romper un éxito como los discos anteriores Amor a la Mexicana y Arrasando. Todavía hay mucho que gusta, como «Amar Sin Ser Amada» teñido de rock y «24.000 besos», originalmente un éxito pop italiano. Gran parte del álbum está salpicado de ranuras electrónicas de baile («Seducción», «Un sueño para dos»), pero también hay un trío de baladas esterlinas («Olvidame», «No puedo vivir sin verte», «Un Alma Sentenciada») con las habilidades cada vez mayor de Thalía como un intérprete de voz. El Sexto Sentido también incluye el tema del ícono tejano Selena, con una versión más coqueta de Thalía en «Amor prohibido». También presenta tres pistas grabadas en Inglés, de estas pistas se puede encontrar a Thalia mejorando - pero aún no del todo dominio - su Inglés. Supongo que no se puede tener todo...!»
Por su parte Jason Birchmeier criticó el álbum diciendo: «el disco homónimo de Thalía en 2003, el esfuerzo estaba destinado a ser su avance en el mercado inglés, con disparos de invitados de Fat Joe y la fotografía que parecía un anuncio de Spiegel, o tal vez un álbum de Shania. Pero era demasiado superficial, y no hubo apelación y fue un crossover pequeño en la música misma. En contraste, El Sexto Sentido de 2005 se canta por completo en español, excepto para las versiones en inglés de sus tres singles enclavada en la final. Se trata de un simple álbum de pop latino, con el requisito de la balada («Olvídame», donde se demuestra realmente su voz) un pop híbrido con «Amar sin ser amada» y los himnos exuberantes («Seducción», y «No me voy a quebrar»). La voz de Thalía es boyante, sobre todo en los mayores notas. Sin embargo, el álbum también carece de una cierta vitalidad. Canciones como «Un sueño para dos» son un poco más de producción, y «Sabe bien» podría ser cualquier canción dance-pop, sólo que arrulló en español. Afortunadamente, «24000 Besos (24000 Baci)» es mucho mejor, una pista vertiginosa, optimista donde los catchiness no se pierden en la traducción.[...] Sin embargo, a pesar de sus puntos fuertes, El Sexto Sentido se siente como producto. Es liso y perfectamente organizado y realizado con gusto lo suficiente para conseguir la multitud en movimiento o una corrientes de emociones, pero nunca con más esfuerzo de lo necesario. Y como resultado, se desvanece Thalía en el fondo, al igual que su portada del disco. Ella es una superestrella, actriz y cantante, una mujer de negocios. Ella incluso participó en un comercial de Dr. Pepper en Estados Unidos. Sin embargo, aunque es probable que apelar a su die-hard fans, El Sexto Sentido de Thalía no es hasta su nivel superestrella ni un gran avance nacional...»

En 2006, amadrinó musicalmente, el reality show mexicano Cantando por un sueño y relanzó su álbum bajo el título El sexto sentido: Re+Loaded, el cual incluye los anteriores temas más algunos nuevos, como "No, no, no" con el grupo Aventura, el cual se convierte en su cuarto sencillo y se coloca como una de las canciones más escuchadas en el continente americano, mientras que "Olvídame", de cuyo video-clip fue directora y productora Thalía, suena exclusivamente en Argentina y México.
En junio de 2008, Thalía lanzó su décimo álbum de estudio, titulado Lunada, producido por Emilio Estefan, el cual tiene como primer sencillo «Ten paciencia».
«El sabor del disco es de libertad, de playa, de divertirse, de bailar.[...] Estaba tan acalorada y con tantos deseos de estar en bikini, en el mar, que eso determinó el concepto.»«Es un disco de verano totalmente de 'feeling'. Es un disco sincero... nuestro mejor trabajo juntos (con Estefan), dijo Thalía.» «Lunada es una fiesta musical de verano en una noche de luna llena.[...] El álbum es muy sensual, súper transparente y súper positivo. De hecho, si una de las canciones pudiera resumir el estilo del álbum completo esa canción sería 'Sangre Caliente', una melodía original de Marcelo Delgado Darío', y Según Thalía, 'Lunada' es un disco completo en todos los aspectos y que fue fácil de grabar.»
«Thalía está en un momento espectacular: representa a la mujer latina que puede trabajar, ser madre y esposa con éxito", señaló el productor Emilio Estefan, además señaló a la cantante como un "ejemplo".»
Además esté disco está inspirado en parte a su maternidad, componiendo algunos temas para ello, y en especial el tema «Bendita» en "honor" a su hija Sabrina Sakae a lo cual la cantante señala:
«Hasta que uno no lo vive no entiende la proporción y la magnitud de tener ese ser entre tus brazos, esa persona que día a día crece y que día a día desarrolla su propio carácter y su propia personalidad.[...] El comenzar una etapa totalmente fresca y renovada, llena de ímpetu, llena de gozo y de satisfacción y de ganas de comerme al mundo, porque ahora tengo una inspiración", continuó la también actriz.»
«Pensaba que tenía todo un mundo lleno de tesoros, éxitos y adulación, más en la soledad del cuarto un vacío ahogó mi canto, el llanto acompañó mi dolor, reza la primera estrofa de la canción, en la que pueden escucharse risas de la pequeña de ocho meses.[...] Pedí a Dios que me escuchara, contestara mis plegarías, lo que llevo en el corazón; Y una luz me iluminó, la oscuridad se disipó y fue que dentro tu semilla germinó, continúa. Y el coro dice: ``Serás mi aire, serás mi aliento fresco, vida eterna, bendita seas niña de Dios». Parte del coro de «Bendita» escrita por la cantante en honor a su hija Sabrina Sakae.
México.diariocritico.com
El crítico especializado Joey Guerra se expresó de manera bien de manera unánime en el álbum diciendo: «Este álbum es sin duda el mejor que hay. Es un álbum de fiesta, todas las canciones destinadas a bailar hasta caer rendido y pasar un buen rato. Las canciones son muy pegadizas y sexy. Thalia demuestra su talento como cantante y productor junto a magnate de la música Emilio Estefan, quien produjo sus álbumes aclamados "En éxtasis " y "Amor a la Mexicana". En "Lunada", usted puede encontrar diferentes ritmos como pop, reggaeton, cumbia, reggae y la balada todos juntos para crear el mejor álbum. Thalia escribió: "Bendita" (dedicada a su niña), "sólo sé vive Una Vez" (con un mensaje muy positivo) y "Desolvidandote" (su mejor balada, sin embargo, donde demuestra su talento sin esfuerzo vocal). Canciones como "Ten Paciencia" y "Insensible" son canciones que pueden hacer que cualquiera se sienta como un millón de dólares. "Será por que te amo", "Con Este Amor", y solo sí vive Una Vez "son buenas canciones pop." Sangre caliente "es una canción muy sexy. Me encanta todo el álbum, pero son las canciones que siempre puso en la repetición : "Con Este Amor", "Insensible", Vivir Yo no se "y" Aventurero "(con el rapero estadounidense Sean Paul). Una vez que escuche todo el disco, tendrá que escuchar todo el tiempo.»
El álbum debutó en la posición número 10 en la revista musical Billboard, en la categoría Top Latin Albums, de los discos latinos más vendidos en Estados Unidos, sin embargo tanto el sencillo «Ten paciencia»,6como el álbum, fueron un rotundo fracaso, el sencillo no logró alcanzar los primeros lugares de las listas de popularidad, mientras que el álbum fue un fracaso en cuanto a ventas, lo que le convierte en el álbum menos exitoso de la cantante.
La artista aceptó que este disco no tuvo la promoción necesaria, principalmente porque apenas estaba estrenándose como mamá, y se encontraba enferma de la picadura de una garrapata que le provocó una enfermedad llamada Lyme.
«Es por esta razón que no pude promocionar como hubiera querido mi último disco, un material que me tiene muy orgullosa, pues la producción y la calidad del mismo es de primera.»

En noviembre de mismo año, se anunció su separación de la que fuera su casa discográfica por más de doce años, EMI Music, debido a la escasa promoción y apoyo en lo que respecta de su álbum Lunada y que además venía desde tiempo atrás con sus anteriores discos, como El sexto sentido.



2009–presente: Sony Music, Primera Fila y nuevo álbum
En 2009, Thalía fima contrato discográfico con la discográfica multinacional Sony Music. Y lanzó como primer álbum, Primera fila el 1 de diciembre de ese mismo año, un álbum en vivo, en un concierto privado con música acústica. Este representa el primer álbum en vivo de la cantante.
El primer sencillo del álbum se titula "Equivocada", lanzado el 7 de octubre de 2009. Es una balada escrita por el vocalista del grupo mexicano Camila, Mario Domm. Posicionandose en los primeros lugares de Estados Unidos, México, Argentina, entre otros países.
Antes del lanzamiento del álbum, tres sencillos más fueron estrenados por iTunes: "Enséñame a vivir", compuesta por el cantante Reyli, "Estoy enamorado", un dueto de Thalia con Pedro Capó y "Con la duda", canción que Thalia comparte con el cantante mexicano Joan Sebastian.
El álbum fue lanzado el 1 de diciembre de 2009, llegando rápidamente a obtener el número 1 en listas en México y en Estados Unidos. Primera fila fue el único álbum en español en posicionarse en el Top 100 de Estados Unidos. El 15 de octubre de 2010, Sony Music México anunció que el álbum consiguió disco de Diamante por sus ventas en ese país, que es la máxima certificación dada por AMPROFON (Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas) por las ventas de un álbum y que solo muy pocos artistas han logrado conseguirla.
«La gente se dio cuenta, conectó con las canciones desde un principio. Para nosotros como compañía era complicado porque veías la trayectoria que ella tenía y nunca había tenido un boom tan fuerte… la gente más que nunca le tiene una credibilidad como artista más que el glamour que tenia”, dijo Manuel Cuevas, Vicepresidente de Sony Music México.[...] Mandó una nota de agradecimiento al equipo de Sony… aunque trae grabados sus éxitos, los temas que han funcionado son inéditos”, explicó Manuel.»
La cantante salió a cantar frente a 300 espectadores “con poco maquillaje, vaqueros, camiseta y zapatillas de deporte”. «Lo más difícil de este proyecto fue colgar en el armario todo el estereotipo que Thalía conlleva”, rememora». La artista al subrayar que “Primera fila” es el trabajo más duro de cuantos ha llevado a cabo en su trayectoria profesional. «Me he sentido muy vulnerable, emocionalmente expuesta, y además no es un disco de estudio, en el que se puede arreglar lo que no te gusta”, razona».
Según Jason Birchmeier, «Primera Fila, el primer álbum en vivo de la historia de Thalía de dos décadas de carrera, es una especie de revelación, un "unplugged" este álbum acústico se encuentra entre sus mejores lanzamientos de larga duración hasta la fecha y sin duda el más sorprendente. La fuerza del álbum es una sorpresa, en parte, porque Thalía no es conocida como una cantante especialmente dotada y en parte debido a que su carrera había sido en los patines en años. Sin lugar a dudas, Thalía es mejor conocido como una celebridad de la canción. Por un lado, ella es de extraordinaria belleza, uno de los pilares de People en Español, edición 50 personas más bellas cuyo respaldo van desde ropa y accesorios para productos de belleza y libros de autoayuda.[...] Ella saltó a la fama como miembro del grupo pop adolescente Timbiriche, se elevó a la fama como actriz de telenovela, y más tarde, después de que ella había conseguido su carrera en solitario, se casó con el ejecutivo de Sony Music Tommy Mottola, el ex esposo de la Mariah Carey. En consecuencia, su celebridad a menudo triunfa sobre su música, la mayoría de los cuales estuvo a cargo de creadores de éxitos como Emilio Estefan Jr. y Estéfano, que tal vez injustamente tiene una gran parte del crédito por su éxito. La reputación de Thalía como cantante no fue ayudado por su éxito comercial vacilante a mediados de la década de 2000 y a finales, cuando el Estéfano produjo El Sexto Sentido (2005) y Lunada (2008), tanto escupió en el mercado. Mientras que los álbumes no eran tan malos, sino más bien irregular, sobre-producciones, y en el caso de Lunada, mal promovido, es evidente que no cumplió con las expectativas y trajo con EMI a una muerte segura de larga duración para Thalía. Posteriormente, pasó a la etiqueta de su marido, Sony Music, y llegó a Primera Fila, que al principio parece una mala idea: Thalía desenchufado? Sin embargo, funciona mejor de lo que uno puede imaginar. Al final, Primera Fila podría ser el más impresionante álbum de Thalía a la fecha, no sólo desde el punto de vista del entretenimiento musical, sino también en la forma en que muestra su talento como artista que puede entregar la mercancía fuera de un estudio de grabación. En todo caso, hay que silenciar a los detractores y restablecer Thalía como una de las más brillantes estrellas del pop latino.»
Joey Guerra, halago el álbum argumentando: «Íntimo, mágico, real e inolvidable. Estas son sólo algunas de las palabras que se pueden utilizar para describir el concierto ofrecido por la superestrella mexicana Thalía el jueves, 30 de julio en la Universidad de Bank United Center de Miami en Coral Gables. Sony Music Latin y Primera Fila presentó el segundo concierto de una serie que comenzó el año pasado con el legendario cantante mexicano Vicente Fernández. El concepto es dar a conocer las actuaciones en directo de algunos de los nombres más grandes en la industria de la música latina, y hacerlo frente a un público selecto, más íntimo.[...] Después de vender 25 millones de discos, y habiéndose convertido en un icono mundial con su "telenovelas", Thalía no tenía nada que probar, pero que ansiaba un nuevo reto profesional y Primera Fila fue el escenario perfecto. Ella quería centrarse exclusivamente en su música, nada más. Diferente a lo que ha hecho nunca, Primera Fila de Thalía era personal, de cerca la revelación de la mujer y el artista. Con interpretaciones de gran alcance. A lo largo de la noche, Thalía cantó con gran honestidad, como alguien que ha madurado musicalmente y ha evolucionado claramente como un individuo. Más importante aún, ella reveló su pasión por la música en un ambiente que permitió que cualquier fan de compartir su alegría.»
Mientras que Thalía manifiesta que no esperaba nada de su nuevo disco, ya fueran “discos de Oro, de Platino o ‘números uno’ en las radios”, pero se ha encontrado con la agradable sorpresa de que hasta sus más duros críticos ensalzaron “Primera fila”. «Los que criticaban mi música y me catalogaban de ‘producto de marketing’ me escriben ahora para decirme que han llorado con este disco. Ese es el mejor premio que me han podido dar”, expone la intérprete sobre la acogida de un álbum que mezcla temas originales y composiciones de grandes autores latinoamericanos.»
«Quiero más canciones de este tipo, de este ángulo, de esta fuerza, que tengan movimiento interno y cuenten historias fuertes”, declara sin olvidar su intención de volver a compartir escenario con otros intérpretes y músicos.», «Tengo ganas de que mis conciertos sean íntimos, en lugares pequeños, con el público rodeando el escenario; me siento muy bohemia”, comenta. Subida en una ola de optimismo, Thalía proclama que se encuentra en el mejor momento de su vida, y cuenta con ilusión los días que restan para el inicio de su gira mundial. “En octubre empezaremos a recorrer toda América, y a España iremos un poco más tarde”, confirma.»
Filmografía
Telenovelas
En la compañía mexicana Televisa, Thalía participó en varias telenovelas, tales como Pobre señorita Limantour en 1986, con una actuación especial y en 1987 participó en Quinceañera, co-protagonizando ésta última al compartir el papel principal con la actriz Adela Noriega. Después, en 1989, Thalía consiguió su primer papel protagónico en Luz y sombra, la cual no tuvo mucho éxito. En 1992, inició la llamada "Trilogía de las Marías", María Mercedes fue la primera de esta trilogía, a la que le siguieron Marimar en 1994 y María la del Barrio en 1995, más tarde, en 1999 protagonizó su última telenovela, Rosalinda.
Para Thalía las telenovelas «era un mundo completamente desconocido porque no sabía cómo pisar ese terreno, pero la experiencia fue sorprendente y llena de muchas satisfacciones.» «Con las lecciones de las que considera sus grandes maestras de la actuación: Laura Zapata y Beatriz Sheridan, aprendió las fórmulas para enfrentar el reto de convertirse en actriz.[...] Poco a poco vas involucrándote en los personajes. Tal vez al principio era más actuado, pero de pronto aprendes que lo importante es meterse en la carne del personaje, hacerlo desde el fondo de tu corazón y lograr que la gente sienta esas emociones, Mucho de los grandes actores hablan de los difícil que resulta lograr que el público se identifique plenamente con los personajes porque la pantalla chica es muy fría; entonces el objetivo es salirte de esa pantalla de vidrio, no quedarte inmóvil y no permitir que esa frialdad de la pantalla te contamine.»
Su primera telenovela fue Pobre señorita Limantour en 1986, Se trataba de un papel "pequeñísimo", pero no puso objeción. Al final tuvo su recompensa: incrementaron los capítulos de su personaje por la aceptación del público. «Carla Estrada me había visto en Timbiriche y me llamó para hacer un pequeño personaje, se llamaba Dina, una de las hermanas de la protagonista (Ofelia Cano); fue padrísimo porque a la gente le gustó mucho».
Su segunda telenovela y primer co-protagonico fue Quinceañera, en 1987 considerada la más éxitosa de ese año y considerada la primera telenovela juvenil de la historia. En esa historia su personaje, Beatriz, es una chica que a punto de celebrar sus 15 años se da cuenta de que va a ser madre. A raíz de este melodrama, recibió una carta de una admiradora que vivía la misma experiencia de la historia. «Ella me dijo: 'No sabes cómo me ha alentado tu personaje, porque yo también estaba embarazada y me iba a suicidar. Al ver tu reacción, la valentía con que tomaste la situación y que se lo contaste a sus papás, yo también hablé con los míos. Ahora me están ayudando'. Imagínate como me sentí al leer eso, fue ¡increíble!".» Según Thalía tales testimonios representan para ella un honor y al mismo tiempo una responsabilidad porque dijo que a través de las telenovelas las estrellas pueden influir a los espectadores, recalcando que Quinceañera sintió por primera vez la fuerza que sus personajes podían tener en el público.
Luz y sombra emitida para 1989, representa su primer protagonico, sin embargo está telenovela no tuvo mucho éxito y según palabras de la propia Thalía, «Luz y Sombra es la telenovela que representa un mal recuerdo en mi carrera como actriz.[...] Fue de verdad malísima, de las peores cosas que me han pasado. Influyó todo: un poco que estaba empezando como actriz, la historia no tenía peso y el horario era pésimo, fue de esas telenovelas que se hacen de pronto para rellenar. Yo creo que las únicas gentes que la veían, eran mi familia y mi club de fans.»
Al término de esta melodrama, viajó a España, donde reflexionó sobre los resultados pocos favorables de Luz y Sombra y decidió no aceptar un melodrama sin antes conocerlo a fondo. «Esa ocasión me dijeron: 'tú eres la escogida, tú vas a hacer la novela, empezamos en tal fecha'. No sabía de qué se trataba, por eso cuando viví esa experiencia decidí: 'a la próxima no me hacen esto', Le platiqué a mi mamá y estaba como yo: sorprendida. De lo malo siempre sale algo bueno, porque gracias a Luz y Sombra, Valentín Pimstein me vio y me llamó para hacer la primera de las tres Marías.»
Marimar, Es la segunda telenovela de la trilogía de las Marías, junto a María Mercedes y María la del barrio, a su vez Marimar es considerada su telenovela de mayor éxito, rompio records de audiencia en más de 40 países alrededor de 4 continentes.
«Marimar es el melodrama que recuerdo con más amor. Los motivos se relacionan con mi infancia y con algo más profundo: gracias a esta historia logre superar la pérdida de un gran amor.[...] Me identifiqué plenamente con la costeñita, porque como toda mi familia es de la Paz, de Baja California, crecí como Marimar; no descalza, pero sí jugando con las conchitas, en la arena del mar... Además, con esa novela viví un momento personal muy fuerte. Acababa de morir el hombre que yo amaba: Alfredo Díaz Ordaz, para mí fue todo un shock.[...] Todas las lágrimas que derramé en la novela salieron del fondo de mi corazón. Marimar me ayudó a salir adelante de muchas cosas personales y sentimentales. Por eso es la más quiero y realmente fue la novela que se vendió en todos los países.»
«Así como Verónica Castro fue la pionera en abrir los mercados internacionales a las historias mexicanas, Thalía se enorgullece de haber sido la primera en romper la barrera en Brasil, ellos son productores de telenovelas muy fuertes y no dejan que se vean otros artistas, porque su país lo tiene todo, pero Televisa vendió mis novelas y fueron las primeras historias mexicanas que abrieron ese mercado, En Filipinas se han proyectado muchas novelas mexicanas, pero María Mercedes, María la del Barrio, y Marimar rompieron moldes. Son mis telenovelas más exitosas.»
A su vez ha tenido que soportar diversas críticas por parte de sus compañeros de trabajo o simplemente de la crítica especializada. La llamada Trilogía de las Marías y Rosalinda, fueron muy criticadas en México, debido a los estereotipos en ellas reflejados y también porque la historia de fondo era básicamente la misma.
Nailea Norvind comentó «Thalía es una muchacha buena y que hace muy bien su trabajo... pero a veces las historias no le ayudan» a lo que Thalía respondió «Creo que una de las personas menos apropiadas para evaluar, ya no digamos mi nombre ni mi trayectoría artística, sino cualquier cosa que tenga que ver conmigo o mi familia es ella. En primer lugar porque manejamos calidad y trayectorias muy distintas en lo profesional.[...] Y en lo personal porque es una mujer que causó un daño muy profundo a mi hermana Ernestina y por consiguiente al resto de mi familia; asunto en el que prefiero no profundizar. Pero alguien que olvida el recato para involucrarse con un hombre casado y desintegrar una familia, pierde el valor moral y debilita la seriedad de sus juicios y opiniones.»
No un tanto indeferente a la opinión de Nailea Norvind, Lucía Méndez Comentó «Le aconsejaría a Thalía cambiar de historias para concretar su crecimiento como actriz» sobre ello Thalía respondió «No creo que ella esté en posición de críticar, dado que ninguno de sus trabajos ha tenido mejor respuesta del público que los míos. Además siendo honestos, su proyección internacional tanto en el terreno discográfico como en telenovelas no fue, ni en su mejor momento, equiparable con lo que hasta ahora se ha logrado con mi carrera.[...] Antes de emitir cualquier juicio debería cuidar su imagen y manejarse de acuerdo a su señorío. No la juzgo pero creo que nadie estaría muy feliz de verse con atuendos como los que usa, en los anuncios del periférico, por ejemplo. En fin el tiempo nos pone a todos en nuestro lugar y ella está en lo suyo. Concluyó Thalía.»
En cambio Verónica Castro dijó de Thalía lo siguiente: «Thalía es una de las grandes. Le veo toda la posibilidad de triunfar en lo que haga porque cuenta con los elementos para hacerlo.» Al respecto Thalía señaló «No porque sea un comentario halagador pierdo de vista la importancia de quién lo hace. La señora Verónica Castro es una dama cuya opinión me interesa por la experiencia que la respalda. Por ser quien es y por haber sido nuestra embajadora número uno de la televisión mexicana en el mundo por tantos años. En suma, porque su lugar es sólo suyo y de nadie más. Este tipo de opiniones son de gente pensante, no críticas desargumentadas.»
Su carrera como actriz de telenovelas se reafirmó precisamente a lo que seria su última telenovela Rosalinda, porque demuestra su gran calidad como actriz, pese a ser una "mala historia". Y Pese a sobresalir a nivel mundial tanto en la música y sobre todo en la actuación está última fue críticada en su país natal aunque no precisamente por el público sino más bien por la Prensa amarilla. Aunque Thalía logra acallar las "voces del infierno" que ya pedían su cabeza, criticando todo y hablando de bajos niveles de audiencia en su país, sin embargo la telenovela llegó a alcanzar hasta 32 puntos de raiting en la Ciudad de México en su debut, y casi el 37 de raiting en todo el país encima de cualquier programa general.
Por su parte Thalía respondió a la crítica diciendo:
«Rosalinda para mí es un éxito profesional. Hasta ahora en ninguna telenovela había tenido la oportunidad de manejar tanto matices en un sólo personaje.[...] No me resulta sorpresivo ocasionar polémica, porque con todas mis novelas han sido lo mismo.[...] Cuando hice Marimar (telenovela) la preocupación era que un perro hablara, luego en María la del barrio, que no podía ser que yo tuviera un hijo de diecisiete años. En fin, es ya una costumbre y sinceramente no me molesta porque es un sector pequeño que criticó Rosalinda.[...] Pero el gran público, la gente que me saluda en los estacionamientos, en los teatros, en los aeropuertos, en los cines, para los que me preguntan por mis personajes. Para todos ellos busco trabajar duro, y no fallarles. Honestamente todos los demás son los de menos»
«No es un capricho hacer otra peladita, asegura, pues encuentra en María la del Barrio, María Mercedes y Marimar una profunda relación con los orígenes de su vida.[...] Yo también nací en un lugar popular: en la colonia Santa María la Ribera, ahí crecí. Mis raíces son populares, así que obviamente me encanta interpretar algo con lo que crecí. Cuando mi padre murió, nosotros tuvimos que trabajar como lo hicieron María Mercedes, María la del Barrio y Marimar, porque no creas que éramos millonarias, de la nada logré lo que soy, por el trabajo y, esos personajes también nacen de la nada, pero después luchan para salir adelante; eso me encanta, me encanta dar vida a personajes tan sufridos, que viven situaciones fuertes. Los amo porque de pronto ellos se proponen una meta y lo logran. Me apego mucho a historias familiares, que ofrecen anhelos, sueños... y que aparte hacen reír, aunque no tienen que ser dramáticas, trágicas ni realmente serias, sino que te hagan reír y que de pronto te hagan llorar y analizar algo de tu vida.[...] Además, ese tipo de historias siempre son las que unen a la familia. Te puedes sentar en una mesa comer y disfrutarlas, de las siete telenovelas que he realizado no me arrepiente de ninguna, ni siquiera de Luz y Sombra; mucho menos de algún aspecto de mi vida personal, de lo peor, afirma, también se aprende, concluye Thalía.»77
A pesar de ello, tanto la Trilogía de las Marías y Rosalinda gozaron de gran aceptación en México como en muchas partes del mundo, siendo vistas por más de mil millones de personas en más de 180 paises, y ganando numerosos premios de la actuación, además en conjunto de todas sus telenovelas han sido vistas por más de dos mil millones de personas en todo el mundo,por lo que Thalía, fué conocida como la Reina de las Telenovelas, debido al éxito e impacto cultural que tuvieron sus telenovelas.
Películas
En 1979 Thalía tuvo un pequeño papel en La guerra de los pasteles junto a Angélica Vale, Angélica María y Eugenio Derbez. Sin embargo fue hasta 1999, cuando filmaría su primer protágonico Mambo Café, una producción de Hollywood bajo la productora Kushner Locke Entertainment, protagonizado junto a Danny Aiello. La película tuvo un éxito moderado, particularmente entre fans de la cantante, sin embargo después del lanzamiento de la producción el nombre "Mambo Café" comenzó a utilizarse en un sin número de discotecas, bares y restaurantes con temática Hispanoamericana en ciudades de México y Estados Unidos. También representa su última incursión en una película.
En 1997 Thalía interpreta la canción Journey to the past en inglés, español y portugués para la película de dibujos animados Anastasia de la productora 20th Century Fox, dicha canción obtuvo una nominación a los Premios Óscar y Golden Globe a la mejor canción original.
Al año siguiente Thalía es parte de las bandas sonoras, de la película Dance with me y Ever After: A Cinderella Story la primera protagonizado por el cantante Chayanne y Vanessa Williams, y la última protagonizada por Drew Barrymore.
Televisión
En 1992 Thalía es copresentadora junto a Emilio Aragón Álvarez, en el programa VIP Noche, de la cadena Telecinco, durante ocho meses, y recibe gran aceptación en el público español.
Es hasta 2010 que vuelve a conducir un programa, Las Aventuras de Eebee y Thalía, esta vez como presentadora única, orientado al público infantil.
Teatro
Su primer y único estelar en el Teatro ha sido la obra «Vaselina», junto a los integrantes de aquel entonces del grupo juvenil Timbiriche, con el nombre protagonico de Sandy Dee.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada