Biografía de Madonna

1 comentario
Madonna Louise Veronica Ciccone, conocida como Madonna (Bay City, Míchigan, 16 de agosto de 1958), es una cantautora, actriz y empresaria estadounidense. Pasó sus primeros años en Bay City y en 1977 se mudó a Nueva York para perseguir una carrera en la danza contemporánea. Después de participar en dos grupos musicales, Breakfast Club y Emmy, lanzó su álbum debut en 1983, Madonna. Siguió lanzando una serie de álbumes en los que encontró una inmensa popularidad, superando los límites de contenido de las letras de sus canciones y explotando las imágenes en sus videos musicales, que a lo largo de su carrera se han convertido en piezas de arte. Muchas de sus canciones han alcanzado el número uno en las listas musicales de varios países alrededor del mundo; sus mayores éxitos incluyen temas como «Like a Virgin», «Papa Don't Preach», «La isla bonita», «Like a Prayer», «Vogue», «Frozen», «Ray of Light», «Music», «Hung Up» y «4 Minutes». Madonna ha sido elogiada por los críticos por sus producciones musicales y puestas en escena, dándole el título de «La Reina del Pop»

Su carrera se vio reforzada por sus apariciones en diversas películas por las que ha recibido comentarios mixtos. Su protagónico más elogiado es el de Evita Perón para la película de 1996, Evita, por el que incluso ganó un Globo de Oro; pero ha recibido críticas duras por otros papeles.Otras ocupaciones de Madonna incluyen ser diseñadora de moda, escritora de libros infantiles, directora de cine y productora, además de que es dueña del sello discográfico Maverick. También es una aclamada empresaria, y en 2007, firmó un contrato de US$ 120 millones con Live Nation.

Madonna ha vendido entre 300 y 500 millones de discos, con el que establece el récord mundial de «la solista más exitosa y de mayores ventas musicales de todos los tiempos», incluido en el Libro Guinness de los récords.10 Según la Recording Industry Association of America (RIAA) es la solista con mayores ventas del siglo XX, y la segunda con mayores ventas en los Estados Unidos (detrás de Barbra Streisand) con 64 millones de álbumes certificados.

En 2008, la revista Billboard clasificó a Madonna en el número dos, detrás de The Beatles, en el Billboard Hot 100 All-Time Top Artists, convirtiéndola en la solista más exitosa en la historia musical, además de ser incluida en el Salón de la Fama del Rock en el mismo año. Considerada como una de las figuras más influyentes en la música contemporánea, Madonna es conocida por reinventar continuamente tanto su música e imagen. Además es reconocida como una fuente de inspiración por varios artistas y por su gran legado a la cultura pop.

Vida y carrera
1958–1981: Niñez e inicios artísticos
Madonna Louise Ciccone nació en Bay City, Míchigan el 16 de agosto de 1958. Su madre, Madonna Louise Fortin, era de ascendencia franco-canadiense, y su padre, Silvio Anthony Ciccone, es italo-americano. La familia Ciccone es originaria de Pacentro, Italia; su padre emigró desde Europa para conseguir trabajo en América como ingeniero de diseño en Chrysler y General Motors. Madonna fue apodada «Little Nonni» para distinguirla de su madre. Es la tercera de seis hijos, sus hermanos mayores son Martin, Anthony y Paula y sus hermanos menores, Christopher y Melanie Ciccone Madonna fue criada en los suburbios de Detroit, Pontiac y Avon (ahora parte de Rochester Hills).

Su madre murió de cáncer mamario a los 30 años en 1963, cuando Madonna tenía cinco años de edad. Meses antes de su muerte, Madonna notó cambios en el comportamiento y personalidad de su madre, aunque no entendía la razón. Al momento de intentar explicarle la condición médica que padecía a su pequeña hija, la señora Ciccone comenzaba a llorar, a lo cual Madonna respondía con un abrazo. «Recuerdo que me sentía más fuerte que ella», dijo Madonna, «yo era tan pequeña y aun así sentía como si ella fuese la niña». Posteriormente, Madonna reconoció que no había comprendido la idea de que su madre estaba muriendo. «Hubo mucho que no se dijo, tantas emociones reprimidas y sin resolverse, el remordimiento, la culpa, la pérdida, la ira, la confusión. [...] vi a mi madre, se veía tan hermosa simplemente recostada como si estuviera dormida en el ataúd abierto. Luego me di cuenta que su boca se veía chistosa. Me tomó un rato darme cuenta de que estaba cosida. En ese horrible momento entendí que la había perdido para siempre. La última imagen de mi madre, a la vez pacífica y a la vez grotesca, me asusta hasta el día de hoy.»

Madonna finalmente aprendió a cuidar de sí misma y de sus hermanos, y se volvió a su abuela con la esperanza de encontrar algún consuelo y alguna clase de figura materna en ella. Los hermanos Ciccone mantenían la casa en orden y se rebelaron invariablemente contra cualquiera que llegara a su hogar para ocupar el lugar de su querida madre. En una entrevista con la revista Vanity Fair, Madonna comentó que en su juventud se vio a sí misma como una «chica solitaria que estaba buscando algo. Yo no era rebelde en cierta manera. Me preocupaba por ser buena en algo. No me afeitaba mis axilas y no usaba maquillaje como las otras niñas. Pero estudié y obtuve buenas notas... quería ser alguien.» Asustada por la idea de que su padre también se fuera, a menudo no podía dormir a menos que él estuviera cerca de ella. Su padre se casó con el ama de llaves de la familia, Joan Gustafson, y tuvieron dos hijos: Jennifer y Mario Ciccone. En este punto, Madonna comenzó a expresar sentimientos de ira hacia su padre, los cuales duraron décadas y desarrolló una actitud rebelde. Asistió a las escuelas primarias de St. Frederick y St. Andrew, y al concluir, a la West Middle School. En la escuela fue conocida por su promedio alto y alcanzó notoriedad por su comportamiento poco convencional: hacía volteretas y piruetas en los pasillos entre las clases, se colgaba de sus rodillas en las barras de mono durante el receso y se levantaba la falda durante la clase, todo para que los chicos pudieran ver su ropa interior.

Más tarde, asistió a la Rochester Adams High School y fue una estudiante modelo, además de ser miembro del equipo de animadoras. Después de graduarse, recibió una beca de danza en la Universidad de Míchigan. Convenció a su padre para permitirle tomar clases de ballet y fue persuadida por su profesor, Christopher Flynn, para seguir una carrera en el mundo de la danza. A finales de 1977, Madonna dejó la escuela y se trasladó a la ciudad de Nueva York. Tenía poco dinero, por lo que consiguió un trabajó como mesera en Dunkin' Donuts y con grupos de danza contemporánea. Madonna dijo de su traslado a Nueva York: «fue la primera vez que viajé en avión y la primera vez que viajé en taxi. Vine aquí con 35 dólares en el bolsillo. Fue lo más valiente que he hecho.» Comenzó a trabajar como bailarina sustituta para otros artistas. Durante una noche, mientras regresaba de un ensayo, fue arrastrada hasta un callejón por un par de hombres y obligada a realizar una felación. Madonna comentó que «el episodio fue una prueba de mi debilidad, me demostró que todavía no podía salvarme a pesar de todo el look de chica fuerte. Nunca podré olvidarlo.» Mientras actuaba como bailarina para el cantante francés Patrick Hernandez en su gira mundial de 1979, Madonna se implicó románticamente con el músico Dan Gilroy. Juntos formaron su primera banda de rock, Breakfast Club, en donde Madonna cantaba y tocaba la guitarra y la batería. En 1980 dejó a Breakfast Club y, con su ex novio Stephen Bray como batería, formaron la banda Emmy. Su música impresionó al DJ y productor Mark Kamins, quien arregló un encuentro entre Madonna y Seymour Stein, fundador de la discográfica Sire Records.

1982–1985: Madonna, Like a Virgin y matrimonio con Sean Penn
En 1982, Madonna firmó un contrato con Sire Records, un sello discográfico perteneciente a Warner Bros. Records. Su primer sencillo, «Everybody», fue lanzado el 6 de octubre de ese año y se convirtió en un éxito en las listas de música dance. Animada por este lanzamiento, comenzó a trabajar en su álbum debut Madonna, producido por Reggie Lucas. Sin embargo, la cantante no se encontraba satisfecha con las pistas terminadas y tuvo varios desacuerdos con las técnicas de producción de Lucas, por lo que decidió buscar ayuda adicional. Madonna acudió en busca de ayuda con su nuevo novio, John «Jellybean» Benitez, para terminar la producción del álbum. Benitez mezcló la mayoría de las pistas y produjo el tema «Holiday», que fue su tercer sencillo. En general, el sonido de Madonna es descrito como «disonante», cuyo estilo se asemeja a la música disco combinada con el sintetizador, utilizando algunas de las tecnologías recientes de la época, como la caja de ritmos LinnDrum, el bajo eléctrico Moog y el sintetizador OB-X. El álbum, que alcanzó el número ocho en la lista Billboard 200, contenía los sencillos «Holiday», «Borderline» y «Lucky Star».

Gradualmente, el aspecto de Madonna, su forma de vestir, sus actuaciones y sus videos musicales comenzaron a influir en mujeres y niñas. Su estilo se convirtió en una moda femenina de la década de 1980, el cual fue creado por el diseñador de joyería y estilista, Maripol. Este look consistía de tops con encaje, faldas encima de pantalones capri, medias de rejilla, joyería (que incluía un crucifijo y brazaletes) y el cabello aclarado. En 1984, Madonna logró el reconocimiento mundial después del lanzamiento de su segundo álbum: Like a Virgin. Encabezó las listas de popularidad en varios países y se convirtió en su primer álbum número uno en el Billboard 200. La canción homónima, «Like a Virgin», encabezó la lista Billboard Hot 100 durante seis semanas consecutivas, y atrajo la atención de las organizaciones familiares, quienes se quejaron de que la canción y su video promovían las relaciones sexuales prematrimoniales y socavaban los valores familiares, razón por la cual intentaron censurarlos. Madonna alimentó la polémica cuando interpretó la canción en la primera entrega de los MTV Video Music Awards, donde apareció en el escenario encima de un pastel de boda gigante, con un vestido de novia y un velo, adornado con su característica hebilla de cinturón «Boy Toy». Esta actuación es reconocida como una presentación icónica en la historia de MTV. En años posteriores, Madonna comentó que estaba realmente aterrorizada por la actuación. Recordó, «recuerdo a mi mánager Freddy gritándome, '¡Oh, Dios mío! ¿Qué estabas haciendo? Llevabas un vestido de novia. ¡Dios mío! ¡Estabas dando vueltas en el piso!' Fue lo más valiente y lo más sexual que había hecho en la televisión.» Like a Virgin fue certificado con disco de diamante por la Recording Industry Association of America y vendió más de 21 millones de copias en todo el mundo. En 1998, la Academia Nacional de Grabación de Artes y Ciencias y el Salón de la Fama del Rock lo clasificaron como uno de los mejores 200 álbumes de todos los tiempos.
Madonna entró al mundo del cine en 1985, comenzando con una breve aparición como cantante de un club en la cinta Vision Quest, una comedia romántica. La banda sonora de la película contiene su sencillo exitoso «Crazy for You». También apareció en la comedia Desperately Seeking Susan (1985), una película donde sobresalía la canción «Into the Groove», el primer número uno de la cantante en el Reino Unido. Aunque no era la actriz principal de la cinta, su participación fue tal que la película fue ampliamente vista (y comercializada) como un proyecto de Madonna. La película recibió una nominación para un Premio César a la mejor película extranjera y el crítico de cine Vincent Canby, de The New York Times, la consideró como una de las diez mejores películas de 1985. Mientras filmaba el video musical para el segundo sencillo de Like a Virgin, «Material Girl», Madonna comenzó a salir con el actor Sean Penn, con quien contrajo matrimonio en su cumpleaños número .

En abril de 1985, Madonna emprendió su primera gira por América del Norte, The Virgin Tour, con los Beastie Boys como su acto de apertura. Madonna comentó: «Toda la gira fue una locura, porque fui de cantar en el CBGB y el Mudd Club a presentarme en arenas deportivas. Actué en un pequeño teatro en Seattle y las chicas usaban faldas con solapas, medias que llegaban por debajo de sus rodillas, guantes de encaje, rosarios, moños y aretes de aros grandes. [...] Después de Seattle, todos los espectáculos fueron trasladados a arenas.» En julio, las revistas Penthouse y Playboy publicaron una serie de fotografías en las que se mostraba a Madonna desnuda, las cuales fueron tomadas en Nueva York en 1978. Había posado para las fotografías porque necesitaba dinero en aquella época, aunque recibió sólo 25 dólares por la sesión. La publicación de las fotos causó un alboroto en los medios de comunicación, pero Madonna permaneció desafiante y sin remordimientos. Las fotografías se vendieron por más de US$ 100 000. En el concierto Live Aid de 1985, Madonna se refirió a esta experiencia cuando dijo que no se quitaría su chamarra porque «los medios de comunicación] podrían reclamármelo dentro de diez años.»

1986–1991: True Blue, Like a Prayer y el Blond Ambition Tour
En junio de 1986, se lanzó True Blue, el tercer álbum de estudio de Madonna. De este se deprendieron tres sencillos que alcanzaron el número uno del Billboard Hot 100: «Live to Tell», «Papa Don't Preach» y «Open Your Heart»; además de dos sencillos que se colocaron dentro de las primeras cinco posiciones de la misma lista: «True Blue» y «La isla bonita». El álbum encabezó las listas de popularidad de más de 28 países del mundo, un logro sin precedentes en aquel tiempo. Los críticos de la revista Rolling Stone quedaron impresionados con esta producción, al escribir que el álbum «suena como si saliera del corazón». En esta época, Madonna también protagonizó la película Shanghai Surprise, que recibió muchas críticas negativas, al mismo tiempo que hizo su debut teatral en una producción de David Rabe, Goose and Tom-Tom, ambas coprotagonizadas con Penn. Al año siguiente, se publicó el segundo largometraje de Madonna, ¿Quién es esa chica?. Aunque la película no fue bien recibida, la intérprete contribuyó con cuatro canciones a su banda sonora, destacando «Who's that Girl?» y «Causing a Commotion».37 En junio de 1987, se embarcó en la gira Who's That Girl? Tour, que continuó hasta septiembre. Con respecto a la gira, Madonna comentó: «me di cuenta que podría dejar de ser arcilla sin moldear, y con el tiempo y con la ayuda de los demás, me podría convertir en algo más. Esta gira es el reflejo de esa creencia y es como si me dijera '¿Quién eres tú, chica? De ahí el nombre, algo nuevo para mí.» Más tarde ese año, lanzó un álbum de éxitos pasados, titulado You Can Dance, que alcanzó el puesto 14 en el Billboard 200. Madonna y Penn solicitaron el divorcio en diciembre de 1987, citando como causa «diferencias irreconciliables»; el abogado de Madonna apuntó hacia el problema de alcoholismo de Penn y su carácter agresivo. El divorcio finalizó en enero de 1989. De su matrimonio con Penn, Madonna dijo más tarde, «estaba completamente obsesionada con mi carrera y de ninguna manera estaba lista para ser generosa.»

En enero de 1989, Madonna firmó un acuerdo de respaldo con el fabricante de refrescos Pepsi. El tema «Like a Prayer» debutó en uno de los comerciales de la empresa, en el que se hacía alusión a muchos símbolos católicos, como los estigmas y cruces en llamas, dando lugar a la condena del video por parte del Vaticano. Varios grupos religiosos trataron de prohibir el comercial y boicotear los productos de Pepsi, quien retiró el comercial y canceló su contrato de patrocinio. Sin embargo, se le permitió a Madonna mantener su cuota de cinco millones de dólares por el comercial. La canción fue incluida en su cuarto álbum de estudio, Like a Prayer, que fue co-escrito y producido por Patrick Leonard y Stephen Bray. Rolling Stone lo aclamó diciendo que era «...lo más cercano que la música pop puede estar del arte.» Like a Prayer alcanzó el número uno en el Billboard 200 y vendió más de 13 millones de copias en todo el mundo, con cuatro millones de copias vendidas únicamente en Estados Unidos. Seis sencillos fueron lanzados del álbum, destacando el tema homónimo, que alcanzó el número uno en varios países, «Express Yourself» y «Cherish», que llegaron al número dos del Hot 100. A finales de la década de 1980, Madonna fue nombrada como la «artista de la década» por varios medios de comunicación, tales como MTV, Billboard y Musician.

En 1990, Madonna actuó como Breathless Mahoney en la película Dick Tracy, al lado de Warren Beatty como protagonista. Para acompañar la película, lanzó el álbum I'm Breathless, que incluía canciones inspiradas por la temática de la película ubicada durante la década de 1930. También incluía éxito, «Vogue»75 y «Sooner or Later», que en 1991 le brindó al compositor Stephen Sondheim un Óscar a la mejor canción original. Mientras filmaba la película, Madonna comenzó una relación con Beatty que se disolvió a finales de 1990. En abril del mismo año, comenzó su gira Blond Ambition Tour, que continuó durante casi cuatro meses. Respecto a la gira, Madonna dijo que «sé que no soy la mejor cantante y sé que no soy la mejor bailarina. Pero, puedo joder a la gente y ser tan provocativa como yo quiera. El objetivo de la gira es romper los tabúes inútiles». Rolling Stone le llamó una «extravagancia con coreografía elaborada y sexualmente provocativa» y lo proclamó «el mejor tour de 1990.» La gira se encontró con la fuerte oposición de grupos religiosos por la interpretación de «Like a Virgin», durante el cual dos bailarines acariciaban su cuerpo antes de que ella simulara masturbarse. El Papa pidió al público en general y a la comunidad cristiana no asistir al concierto. Una asociación privada de católicos autodenominada Famiglia Domani también boicoteó la gira por su erotismo. En respuesta, Madonna dijo: «soy italo-estadounidense y estoy orgullosa de ello.  La gira de ninguna manera hiere los sentimientos de nadie. Es para gente de mente abierta y que le hacer percibir la sexualidad de manera diferente.»; también declaró que la Iglesia «prohibió completamente el sexo... excepto para la procreación.» Se grabó un concierto para ser lanzado en formato Laserdisc, el cual le brindó a Madonna un premio Grammy en 1992 para el mejor video musical de formato largo.

En noviembre de 1990, se publicó el primer álbum de grandes éxitos de Madonna, titulado The Immaculate Collection. Esta incluía dos canciones nuevas, «Justify My Love» y «Rescue Me». El álbum fue certificado con disco de diamante por la RIAA y vendió más de 30 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en el álbum recopilatorio más vendido por un solista en la historia. «Justify My Love» alcanzó el número uno en Estados Unidos y otros diez países alrededor del mundo. El vídeo realizado para su promoción contaba con escenas de sadomasoquismo, bondage, besos entre personas del mismo sexo y desnudez. El video fue considerado demasiado explícito sexualmente por MTV y su distribución fue prohibida. Madonna respondió a la censura: «¿Por qué será que la gente está dispuesta a ir a ver una película sobre alguien siendo golpeando sin razón aparente, y nadie quiere ver dos chicas besándose y dos hombres acariciándose? MTV ha sido bueno conmigo y conocen a su audiencia. Si es demasiado fuerte para ellos, entiendo. Aunque parte de mi pensaba que iba a llegar lejos con esto.» En ese momento, el segundo sencillo «Rescue Me», se convirtió en el sencillo de una solista con el debut más alto en la historia del Billboard Hot 100, entrando en el número 15 y llegando hasta el número nueve.
En diciembre de 1990, Madonna decidió dejar la película de Jennifer Lynch Boxing Helena, que previamente había firmado para protagonizar, sin ninguna explicación a los productores. Desde finales de 1990 hasta principios de 1991, Madonna salió con Tony Ward, un modelo y actor porno que apareció en los videos musicales para «Cherish» y «Justify My Love». También tuvo una relación de ocho meses con el rapero Vanilla Ice. Su primer documental, En la cama con Madonna (lanzado originalmente como Madonna: Truth or Dare), fue lanzado a mediados de 1991. El documental narra su gira Blond Ambition Tour y deja entrever la vida personal de la cantante.

1992–1996: Maverick, Sex, Erotica, Bedtime Stories y Evita
En 1992, Madonna obtuvo un papel en la película A League of Their Own como Mae Mordabito, una jugadora de béisbol. Además, grabó el tema principal de la película, «This Used to Be My Playground», que se convirtió en un éxito número uno en el Hot 100. Ese mismo año fundó su propia compañía de entretenimiento, Maverick, conformada por una compañía discográfica (Maverick Records), una productora de cine (Maverick Films) y varias divisiones asociadas a publicaciones musicales, televisión, libros y merchandising. El acuerdo fue una empresa conjunta con Time Warner, quien ya había pagado a Madonna un adelanto de 60 millones de dólares. La cantante recibía el 20% de las regalías provenientes de la venta y promoción de su música, uno de los porcentajes más altos en la industria, que igualó en ese momento la tasa de regalías de Michael Jackson, establecida un año antes con Sony. El primer lanzamiento de la empresa fue el primer libro escrito por ella misma, titulado Sex, el cual consistía en su mayor parte de imágenes sexualmente explícitas y provocativas, fotografiadas por Steven Meisel. El libro causó una fuerte reacción negativa en los medios de comunicación y el público en general, pero vendió 1,5 millones de copias en cuestión de días. Al mismo tiempo, Madonna lanzó su quinto álbum de estudio, Erotica, que debutó en el número dos en el Billboard 200. La canción homónima alcanzó el número tres en el Billboard Hot 100. Erotica también produjo cinco sencillos más: «Deeper and Deeper», «Bad Girl», «Fever», «Rain» y «Bye Bye Baby».

La imagen provocativa se convirtió en su sello personal, el cual continuó en la década de 1990 con Body of Evidence, una película que contenía escenas de sadomasoquismo y bondage, que recibió críticas negativas. También protagonizó la película Danger Games (Juego peligroso), dirigida por Abel Ferrara, que en Norteamérica salió a la venta directamente en video. El New York Times describió la película como «furiosa y dolorosa, y el dolor se siente real.» En octubre de 1993, Madonna se embarcó en The Girlie Show Tour, en el que se vistió como una dominatrix rodeada de bailarines en topless. El espectáculo enfrentó reacciones negativas, específicamente en Puerto Rico, donde Madonna frotó la bandera de la isla entre sus piernas. El mismo año, apareció como invitada en el programa Late Show with David Letterman, donde utilizó palabras soeces que debían ser censuradas en la televisión y entregó a Letterman un par de ropa interior pidiéndole que la oliera. Sus películas, discos y el libro de temática sexual, aunado con la polémica aparición agresiva en el programa de Letterman, llevaron a identificar a Madonna como una renegada sexual. Se enfrentó a una intensa recepción negativa de críticos y aficionados, quienes comentaron que «había ido demasiado lejos» y que había terminado con su carrera.

Según el biógrafo J. Randy Taraborrelli, la balada «I'll Remember» (1994), fue un intento de atenuar su imagen. La canción fue grabada para la película de Alek Keshishian, With Honors. Hizo una aparición discreta junto a Letterman en un programa de premios y apareció en The Tonight Show con Jay Leno después de darse cuenta de que necesitaba cambiar su dirección musical para mantener su popularidad. Con su sexto álbum de estudio, Bedtime Stories (1994), Madonna utilizó una imagen más suave para volver a conectarse con el público en general. El álbum debutó en el número tres del Billboard 200 y produjo cuatro sencillos, incluyendo «Secret» y «Take a Bow», este último encabezó el Hot 100 durante siete semanas Al mismo tiempo, comenzó una relación amorosa con el entrenador Carlos Leon. Something to Remember, una colección de baladas, fue publicado en mayo de 1995. El álbum incluyó tres canciones inéditas: «You'll See», «One More Chance» y una versión del tema de Marvin Gaye, «I Want You». En años posteriores, Madonna comentó que era muy aficionada a los álbumes lanzados entre Like a Prayer y Something to Remember, «aunque estoy de acuerdo en que todos estos álbumes fueron momentos clave para mí.»

En 1996 tuvo lugar el lanzamiento de la cinta Evita, en la que Madonna interpretó el papel de Eva Perón. Durante mucho tiempo, Madonna había deseado personificar a Perón, e incluso escribió una carta al director Alan Parker, explicando el porque era perfecta para el papel. Después de asegurarlo, asistió a clases de música para mejorar su voz y aprendió sobre de la historia de Argentina y Perón. Durante el rodaje cayó enferma muchas veces, comentando que «la intensidad de las escenas que hemos estado grabando, la cantidad de trabajo emocional y la concentración necesaria para terminar el día son tan agotadoras física y mentalmente, que estoy segura que tendré que ser hospitalizada cuando termine.» Evita es un film histórico donde fueron necesarios casi 6 000 atuendos para las escenas. Madonna usó 370 trajes diferentes, fijando un récord Guinness por el mayor número de cambios de vestuario en una película. Después de su lanzamiento, Evita obtuvo el reconocimiento de la crítica. Zach Conner de la revista Time, comentó «es un alivio decir que Evita es realmente buena, un buen reparto y visualmente atractiva. Madonna confunde una vez más nuestras expectativas. Interpreta a Evita con un esfuerzo conmovedor y tiene algo más que un poco de calidad de una estrella. Ames u odies a Madonna-Eva, es un imán para los ojos.» Madonna ganó un Globo de Oro a la mejor actriz en un musical o comedia por su papel como Eva Perón. De la banda sonora de Evita se lanzaron varios sencillos, destacando «You Must Love Me» (que ganó un Óscar a la mejor canción original en 1997) y «Don't Cry for Me Argentina». El 14 de octubre de 1996, Madonna dio a luz a Lourdes Maria Ciccone Leon, su hija con Leon.

1997–2002: Ray of Light, Music y Drowned World Tour
Después del nacimiento de Lourdes, Madonna se involucró en el misticismo oriental y la Cábala, introducida a esta corriente por la actriz Sandra Bernhard en 1997. Su séptimo álbum de estudio, Ray of Light (1998) refleja este cambio en su percepción y su imagen. Comentó: «este disco, más que cualquier otro, cubre todas las áreas de la vida. Me había unido recientemente a la Cábala y había dejado a un lado la fiesta, además de que recién había tenido un bebé, por lo que mi alegría estaba completa, y me encontraba increíblemente reflexiva, pensando en retrospectiva e intrigada por los aspectos místicos de la vida.» El álbum generó críticas positivas y Slant Magazine lo describió como «una de las grandes obras maestras del pop de los años 1990.» Ray of Light fue galardonado con cuatro premios Grammy y apareció como uno de los 500 mejores álbumes según la revista Rolling Stone. Llegó a la cima de las listas en Australia, Canadá, Reino Unido y Europa continental, el álbum también debutó en el número dos en el Billboard 200 y vendió más de 20 millones de copias en todo el mundo. El primer sencillo, «Frozen», se convirtió en el primer sencillo de Madonna que debutó en el número uno en la lista UK Singles Chart, mientras que en Estados Unidos se convirtió en su sexto sencillo número dos, dándole otro récord a Madonna como la artista con más éxitos que llegaron al número dos del Billboard Hot 100. Sin embargo, la canción fue prohibida en Bélgica, por considerarse un plagio del tema de 1993 «Ma Vie fout L'camp», compuesto por el belga Salvatore Acquaviva. El segundo sencillo, «Ray of Light», debutó en el número cinco en el Billboard Hot 100. En diciembre de 1998, la relación de Madonna con Leon terminó; más tarde declaró que estaban «mejor como mejores amigos.» Tras su ruptura, Madonna aceptó un papel como profesora de violín en la película Music of the Heart, pero abandonó el proyecto, alegando «diferencias creativas» con el director Wes Craven. El éxito de «Ray of Light» fue sucedido con el sencillo «Beautiful Stranger», grabada para el film de 1999 Austin Powers: The Spy Who Shagged Me. Alcanzó el número 19 en el Hot 100 y ganó un Grammy a la mejor canción escrita para una película, televisión u otro medio visual.

En 2000, Madonna protagonizó la película The Next Best Thing y contribuyó con dos canciones para la banda sonora: «Time Stood Still» y el éxito internacional «American Pie». En septiembre de 2000, lanzó su octavo álbum de estudio, Music, el cual contenía elementos de la época de Ray of Light, inspirado en la música electrónica y temáticas orientadas hacia su público homosexual. Sobre su colaboración con el productor francés Mirwais Ahmadzaï, Madonna comentó: «me encanta trabajar con excéntricos que nadie conoce, las personas que tienen un talento crudo y que están haciendo música a diferencia de cualquier otro por ahí. Music es el futuro del sonido.» Stephen Thomas Erlewine de Allmusic consideró que Music «es como un caleidoscopio de color, técnica, estilo y sustancia. Tiene tanta profundidad y tantos niveles que fácilmente puede ser considerado tan detallado y serio como Ray of Light.» El álbum tomó la posición número uno en más de veinte países en todo el mundo y vendió cuatro millones de copias en los primeros diez días que estuvo a la venta. En Estados Unidos, Music debutó en el primer lugar y se convirtió en su primer álbum número uno en once años desde Like a Prayer. El álbum produjo tres sencillos: el éxito número uno «Music», «Don't Tell Me» y «What It Feels Like for a Girl». El video musical de «What it Feels Like for a Girl» mostraba a Madonna cometiendo asesinatos y causando accidentes automovilísticos, por lo que fue prohibido por las cadenas MTV y VH1.

Junto con el lanzamiento del álbum Music, Madonna se involucró en una relación sentimental con Guy Ritchie, a quien había conocido en 1999 a través de Sting y su esposa, Trudie Styler. El 11 de agosto de 2000, dio a luz a su hijo, Rocco Ritchie. En diciembre, Madonna y Ritchie se casaron en una ceremonia privada en Escocia.

Su quinta gira, titulada Drowned World Tour, comenzó en abril de 2001. La gira visitó ciudades en Europa y América del Norte y fue una de las giras más taquilleras del año, ganando 75 millones de dólares en 47 espectáculos. También lanzó su segunda colección de grandes éxitos, titulada GHV2, coincidiendo con el lanzamiento del DVD de la gira. GHV2 debutó en el número siete en el Billboard 200. Posteriormente, Madonna protagonizó la película Swept Away, dirigida por Ritchie. En el Reino Unido la película fue lanzada directamente en formato DVD, pero se convirtió en un fracaso comercial y crítico. Ese mismo año, se publicó el sencillo «Die Another Day», banda sonora de la película de James Bond, Die Another Day, en el que Madonna hizo un cameo. La canción alcanzó el número ocho en el Billboard Hot 100 y fue nominada para un Globo de Oro a la mejor canción original y a un Golden Raspberry en la categoría de peor canción.

2003–2007: American Life, Confessions on a Dance Floor y Live Nation
En 2003, tras el lanzamiento de «Die Another Day», Madonna colaboró con el fotógrafo de moda Steven Klein para realizar una instalación llamada «X-STaTIC Pro = CeSS». Esta incluía imágenes de una sesión de fotografías de la revista W y siete segmentos de vídeo. La instalación duró desde marzo hasta mayo en la galería Deitch Projects de Nueva York, aunque después realizó una gira mundial en una forma editada. Ese mismo año, Madonna lanzó su noveno álbum de estudio, American Life, que se basa en sus críticas hacia la sociedad estadounidense y tuvo una recepción mixta. La intérprete comentó: «[American Life] era como un viaje al baúl de los recuerdos, volteando hacia todo lo que he logrado, todo lo que alguna vez he valorado y todas las cosas que son importantes para mí.» Larry Flick de The Advocate consideró que «American Life es un álbum que se encuentra entre los más aventureros y líricamente inteligentes. [...] Es como la cara B de Music y resulta ser un esfuerzo a medias para sonar y ser tomada en serio.» La canción homónima alcanzó el número 37 en el Hot 100. La emisión del vídeo musical original de «American Life» fue cancelada debido a que Madonna creyó que el vídeo, que incluía violencia e imágenes de guerra, se consideraría antipatriota dado que Estados Unidos acababa de iniciar la guerra con Irak. Con sólo cuatro millones de copias vendidas en todo el mundo, American Life es el disco menos vendido de su carrera. Más tarde en ese año, Madonna dio una presentación provocativa en los MTV Video Music Awards, interpretando el segundo sencillo de su nuevo álbum, «Hollywood», al lado de Britney Spears, Christina Aguilera y Missy Elliott. Madonna besó en los labios a Spears y Aguilera durante la canción, desencadenando un frenesí en los tabloides.144 145 En octubre de 2003, Madonna colaboró con Spears en el sencillo «Me Against the Music». A esto le siguió el lanzamiento de Remixed & Revisited, un EP que contiene versiones remezcladas de las canciones de American Life, además de incluir «Your Honesty», un tema inédito de las sesiones de grabación de Bedtime Stories. Madonna también firmó un contrato con Callaway Arts & Entertainment para ser la autora de cinco libros infantiles. El primero de estos libros, titulado The English Roses, fue publicado en septiembre de 2003. El libro narra la historia de cuatro colegialas inglesas y la envidia y celos que sienten entre sí. Kate Kellway de The Guardian comentó «[Madonna] es una actriz interpretando algo que nunca podrá ser: una J. K. Rowling, una rosa inglesa.» El libro debutó en la cima de la lista de los libros más vendidos de The New York Times y se convirtió en uno de los libros para niños más vendidos de todos los tiempos.

Al año siguiente, Madonna y Maverick demandaron a Warner Music Group y su anterior casa matriz Time Warner, alegando una mala gestión de los recursos y una contabilidad pobre, que costó a la empresa millones de dólares. A cambio, Warner presentó una contra demanda argumentando que Maverick había perdido decenas de millones de dólares por cuenta propia. La disputa se resolvió cuando las acciones de Maverick, propiedad de Madonna y Ronnie Dashev, fueron compradas por Warner. La compañía de Madonna y Dashev se convirtió en una subsidiaria de Warner Music, pero Madonna aún se encontraba bajo el sello de Warner, en virtud de un contrato de grabación independiente. A mediados de 2004, Madonna comenzó la gira Re-Invention Tour, presentándose en Estados Unidos, Canadá y Europa. Se convirtió en la gira más taquillera de 2004, ganando 125 millones de dólares. Con las grabaciones de los conciertos de la gira, se realizó un documental denominado I'm Going to Tell You a Secret. Ese mismo año, Rolling Stone clasificó a la cantante en el número 36 en su lista de los «100 mejores artistas de todos los tiempos». En enero de 2005, Madonna realizó una versión de la canción de John Lennon «Imagine», en la ayuda por el tsunami del océano Índico, además de presentarse en el concierto Live 8 en Londres.


Su décimo álbum de estudio, Confessions on a Dance Floor, fue lanzado en noviembre de 2005 y debutó en el número uno en todos los mercados musicales más importantes. Las canciones en el álbum comenzaban con un ambiente feliz, y mientras avanzaba se volvían más intensas, con letras que hablaban más sobre sentimientos personales, por lo tanto «confesiones». Keith Caulfield de Billboard comentó que el álbum era «el regreso de la Reina del Pop». El álbum ganó un premio Grammy por «Mejor álbum de música electrónica/dance». El primer sencillo del álbum, «Hung Up», llegó al número uno en un récord de 45 países, ganando un lugar en el Libro Guinness de los récords. «Sorry», el segundo sencillo, se convirtió en duodécimo número uno de Madonna en el Reino Unido.50 De esta manera, en mayo de 2006 se embarcó en la gira Confessions Tour, que tuvo una audiencia global de 1,2 millones de personas y recaudó más de 194,7 millones de dólares. Madonna utilizó símbolos religiosos, como el crucifijo y la corona de espinas, en la presentación de «Live to Tell», causando que la Iglesia ortodoxa rusa y la Federación de comunidades judías de Rusia instaran a todos sus miembros a boicotear su concierto. El Vaticano también protestó por el concierto, como hicieron los obispos de Düsseldorf. Madonna respondió: «mi presentación no es ni anticristiana, ni sacrílega ni blasfema. Por el contrario, es mi forma de pedir a la humanidad a ayudarnos unos a otros y ver el mundo como un todo.» En el mismo año, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica anunció que Madonna había vendido oficialmente más de 200 millones de copias de sus álbumes en todo el mundo.

Mientras estaba de gira, Madonna participó en la iniciativa Raising Malawi, al financiar parcialmente un orfanato y viajar a ese país. El 10 de octubre de 2006, presentó los documentos para la adopción de un niño del orfanato, David Banda Mwale, más tarde renombrado David Banda Mwale Ciccone Ritchie. La adopción ocasionó una fuerte reacción del público, porque la ley malauí señala que las parejas aspirantes deben residir por lo menos un año en Malaui antes de adoptar, requisito que Madonna no cumplió. La cantante se defendió en The Oprah Winfrey Show, diciendo que no existían leyes de adopción en Malaui que regularan la adopción por parte de extranjeros. Además, describió cómo Banda había sufrido de neumonía después de sobrevivir a la malaria y a la tuberculosis cuando lo conoció. El padre biológico de Banda, Yohane, comentó: «Los llamados 'activistas por los derechos humanos' me están hostigando a diario, amenazándome y diciendo que no soy consciente de lo que estoy haciendo. Me solicitan para defender su caso en la corte, una cosa que no puedo hacer porque sé lo que acordé con Madonna y su marido.» La adopción finalizó el 28 de mayo de 2008. En 2006, la cantante lanzó a nivel internacional una línea de ropa titulada M by Madonna, en colaboración con la empresa sueca H&M. La colección constaba de abrigos de piel, vestidos con lentejuelas, pantalones capri color crema y chaquetas con parches. H&M expresó que la colección refleja «el estilo atemporal y siempre glamoroso de Madonna.»

En 2007, Madonna lanzó la canción «Hey You» para la serie de conciertos de Live Earth, presentándose en Londres. La canción estuvo disponible como una descarga gratuita durante su primera semana de lanzamiento. Madonna anunció su salida de Warner Bros. Records, al firmar un nuevo contrato con Live Nation de 120 millones de dólares por diez años. También produjo y escribió I Am Because We Are, un documental sobre los problemas que enfrenta la población malauí. El documental fue dirigido por Nathan Rissman, que previamente trabajó como jardinero de la cantante. Poco después, Madonna dirigió su primera película Filth y Wisdom. La película narra la historia de tres amigos y sus aspiraciones. Madonna comentó que fue Ritchie quien la inspiró a desarrollar el guion de la película. «Lo que importa es que todo el trabajo que hago es muy autobiográfico, directa o indirectamente, ya que ¿quién me conoce mejor que yo misma?» The Times dijo que se había puesto «orgullosa de sí misma», mientras que The Daily Telegraph describió la película como «un primer esfuerzo poco prometedor [pero que] Madonna haría bien en aferrarse a su trabajo.» En diciembre de 2007, el Salón de la Fama del Rock anunció a Madonna como una de los cinco inducidos de 2008. En la ceremonia de inducción el 10 de marzo de 2008, Madonna no cantó, pero pidió a The Stooges interpretar los temas «Burning Up» y «Ray of Light». En su discurso, agradeció a Christopher Flynn, su profesor de danza de 35 años atrás, por darle el ánimo para perseguir sus sueños.

2008-presente: Hard Candy, Sticky & Sweet Tour y otros proyectos
En abril de 2008, Madonna lanzó su undécimo álbum de estudio, Hard Candy. El disco contenía influencias de géneros como R&B y pop urbano y las letras eran de naturaleza más autobiográfica, además de que Madonna colaboró con Justin Timberlake, Timbaland, Pharrell Williams y Nate «Danja» Hills. Rolling Stone lo elogió como una «muestra impresionante de su próxima gira".

El álbum debutó en el número uno en las listas de 37 países y en el Billboard 200. Recibió buenas críticas en todo el mundo, aunque algunos críticos lo señalaron como «un intento de alcanzar el mercado urbano.» Su primer sencillo, «4 Minutes», alcanzó el número tres en el Billboard Hot 100. La canción fue el 37° éxito top ten de Madonna en el Hot 100, superando el récord de más éxitos en el top ten establecido por Elvis Presley. En el Reino Unido, Madonna obtuvo el récord de más sencillos número uno para una solista cuando «4 Minutes» se convirtió en su 13er sencillo en llegar a la cima de la lista UK Singles Chart. Después de lanzar el segundo sencillo del disco, «Give it 2 Me», Madonna se embarcó en el Sticky & Sweet Tour, su primera gira emprendida con Live Nation. Con una recaudación neta de 280 millones de dólares, se convirtió en la gira con mayores ingresos para un solista, superando el récord anterior impuesto por ella misma con el Confessions Tour. La gira se extendió hasta el año siguiente, después de agregar nuevas fechas europeas, sumando un total de 408 millones de dólares.

Life with my Sister Madonna, un libro escrito por el hermano de Madonna, Christopher Ciccone, debutó en el número dos en la lista de los más vendidos de The New York Times. La publicación no fue autorizada por Madonna y condujo a un distanciamiento entre los hermanos. También surgieron problemas entre Madonna y Ritchie y los medios de comunicación comenzaron a difundir la noticia de que estaban a punto de separarse. En última instancia, Madonna pidió el divorcio de Ritchie, citando diferencias irreconciliables, en un proceso que finalizó en diciembre de 2008. Madonna fue honrada con el Premio de oro para la artista internacional del año, en los Gold Disc Awards entregados por la Recording Industry Association of Japan, por su álbum Hard Candy. En 2009, decidió adoptar otro niño de Malaui. Inicialmente, la Corte Suprema aprobó la adopción de Chifundo «Mercy» James; sin embargo, la solicitud fue rechazada porque Madonna no residía en Malaui. Tras la apelación hecha por sus abogados, el 12 de junio de 2009 el Tribunal Supremo de Malaui le otorgó el derecho de adoptar a Mercy James. Ese mismo año se publicó Celebration, su tercer álbum de grandes éxitos y la liberación de su contrato con Warner Music. La recopilación incluyó dos nuevas canciones «Celebration» y «Revolver», junto con 34 éxitos que abarcaban toda su carrera. Una remezcla de «Revolver» realizada por David Guetta ganó un premio Grammy a la mejor remezcla. Celebration alcanzó el número uno en el Reino Unido, empatando con Elvis Presley como el solista con más álbumes número uno en la historia británica. También apareció en los MTV Video Music Awards 2009, para hablar en homenaje a la recién fallecida estrella del pop Michael Jackson. Madonna terminó la década de 2000 como la artista con más sencillos vendidos en los Estados Unidos. También fue nombrada como la artista más escuchada de la década en el Reino Unido.

En enero de 2010, Madonna interpretó «Like a Prayer» en el concierto Hope for Haiti Now: A Global Benefit for Earthquake Relief. En abril lanzó su tercer álbum en vivo, Sticky & Sweet Tour; aunque fue su primer lanzamiento bajo Live Nation, fue distribuido internacionalmente por Warner Music. Ese mismo año anunció sus planes para dirigir su segunda película, W.E. Tras la conclusión del rodaje, Madonna lanzó la línea de ropa Material Girl, que diseñó con su hija Lourdes. Esta la línea de ropa estaba inspirada por la moda de la década de 1980 y fue lanzada bajo la marca Macy's; meses más tarde, la marca se extendió para incluir un juego de cosméticos y otros productos femeninos.
En 2010, Madonna concedió los derechos de su catálogo musical al programa de la televisión estadounidense Glee, que se utilizaron para un episodio en el que se incluyeron únicamente canciones de Madonna. Titulado «The Power of Madonna», el episodio fue aprobado por la propia cantante, diciendo en la revista US Weekly que encontró el episodio «brillante en todos los niveles», alabando las coreografías y el mensaje de igualdad que transmitía. En noviembre de 2010, Madonna también inauguró el primer gimnasio de la franquicia Hard Candy Fitness, una asociación entre Madonna, su administrador Guy Oseary y Mark Mastrov, el fundador y director ejecutivo de 24 Hours Fitness. Madonna comentó que «si alguno de ustedes ha visto mis espectáculos, sabe que no escatimo en gastos, y lo mismo aplica para el gimnasio. Gastamos lo que se necesita para hacer un gimnasio de primera clase a nivel mundial.»

En 2011 W.E., una película biográfica sobre el romance entre el rey Eduardo VIII y Wallis Simpson, se estrenó durente el Festival de Venecia y recibió críticas mixtas. Madonna contribuyó con una nueva canción titulada «Masterpiece» para la banda sonora de W.E., compuesta por ella misma, Julie Frost y Jimmy Harry, por la que recibió una nominación al Globo de Oro. En diciembre de 2011, se reveló que la cantante había firmado un contrato por tres discos con Interscope Records, el cual actuaría como distribuidor. También se anunció que el nuevo sencillo de la cantante, «Gimme All Your Luvin» una colaboración con Nicki Minaj y M.I.A., será lanzado en la última semana de enero de 2012, con el lanzamiento del álbum en marzo; anterior a la presentación de la cantante en el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl XLVI el 5 de febrero de ese año.

Obra
Estilo musical

La música de Madonna ha sido objeto de muchos análisis y trabajos por parte de los críticos. Robert M. Grant, autor del libro Contemporay Strategy Analysis (2005), comentó que lo que había llevado a Madonna al éxito «ciertamente no era su excepcional talento natural. Como vocalista, música, bailarina, cantante o actriz, el talento de Madonna parece modesto». Afirma que su éxito radica en depender de los talentos de los demás, y que sus relaciones personales han servido como piedras angulares para las numerosas reinvenciones que ha hecho en su larga carrera. Por el contrario, Rolling Stone nombró a Madonna como «una compositora ejemplar que entregó letras pegadizas e indelebles, y como lo atestiguan sus espectáculos en vivo, es mejor como una cantante de estudio». Mark Bego, autor de Madonna: Blond Ambition la llamó «la perfecta vocalista de canciones 'más ligeras que el aire'», a pesar de no poseer un «talento de peso pesado». Madonna siempre ha sido consciente de la calidad de su voz, especialmente en comparación con sus ídolos vocales como Ella Fitzgerald, Prince y Chaka Khan.

Según Freya Jarman-Ivens, el talento de Madonna para desarrollar «hooks increíbles» para sus canciones, permite que la letra capte la atención de la audiencia, incluso sin la influencia de la música. Como ejemplo, Jarman-Ivens cita el sencillo de 1985 «Into the Groove» y su frase «Live out your fantasy here with me, just let the music set you free; Touch my body, and move in time, now I know you're mine» (en español: «vive tu fantasía aquí conmigo, deja que la música te libere; toca mi cuerpo y muévete al ritmo, ahora sé que eres mío»). De 1983 a 1986, las producciones musicales de Madonna solían ser de naturaleza femenina e ingenua, centrándose principalmente en temas como las relaciones amorosas, el romance, la pasión y noviazgos. Esto cambió con el álbum Like a Prayer, cuando las letras se hicieron mucho más personales, como en «Promise to Try», que hace referencia al dolor persistente en Madonna por la pérdida de su madre. Las letras de Madonna a menudo sugieren una identificación con la comunidad gay. Fouz cree que cuando Madonna canta «Vamos chicas, ¿creen en el amor?» en «Express Yourself», se dirige a las mujeres heterosexuales y a su audiencia homosexual. Incluso en la era de Erotica, cuyas letras están orientadas hacia temas más adultos, las canciones aún son simples e ingenuas («¿Entonces no vas a bajar, adentro donde hace calor», «Where Life Begins» de Erotica). La capacidad de composición de Madonna ha sido constantemente criticada. Por ejemplo, Maria Raha de Rolling Stone califica sus letras como «frívolas y para nada sofisticadas. Madonna sólo puede traer un baúl lleno de letras triviales que hablan de la gran tradición de la música pop, el amor; cuando no está cantando sobre el amor, está cantando sobre la fiesta y el baile.» Sus letras fueron consideradas banales y su capacidad de composición fue ignorada por la crítica hasta el lanzamiento de Ray of Light y Music. Según Jarman-Ivens, letras de canciones como «Estás congelado, cuando tu corazón no está abierto» («Frozen», 1998) y «No puedo recordar cuando era joven, no puedo expresar si fue un error» («Paradise (Not for Me)», 2000) reflejan una paleta artística, «que abarca diversos estilos musicales, textuales y visuales en sus letras.»

En su álbum debut de 1983, las habilidades vocales y la personalidad artística de Madonna no estaban totalmente formadas. Su estilo vocal y las letras eran similares a las de otras estrellas del pop de la época como Paula Abdul, Debbie Gibson y Taylor Dayne.222 Las canciones de Madonna revelan varias tendencias claves que continuamente definieron sus éxitos, incluyendo un lenguaje fuertemente basado en los bailes, letras pegadizas, arreglos muy trabajados y el estilo vocal único de Madonna. En canciones como «Lucky Star» y «Borderline», Madonna presentó un estilo de música dance optimista que resultaría particularmente atractivo para el público homosexual. El timbre vocal femenino y agudo de los primeros años de su carrera fue eliminado de sus trabajos posteriores, un cambio efectuado de manera deliberada, por el hecho de que Madonna aún recuerda cómo los críticos la habían etiquetado como una «Minnie Mouse con helio», debido al timbre de su voz. Su segundo álbum, Like a Virgin (1984), contenía los precursores de varias tendencias que caracterizaron sus obras posteriores: referencias a obras clásicas (como el pizzicato en sintetizador de «Angel»), canciones que generarían una reacción negativa de varios grupos sociales («Dress You Up» fue marcada en la lista negra del Parents Music Resource Center), y estilos retro («Shoo-Bee-Doo», homenaje de Madonna a Motown). El estilo inicial de Madonna y el cambio que realizó es más evidente en la canción «Material Girl». La melodía comienza con Madonna utilizando la voz de una niña pequeña, pero tras el primer verso, cambia a una voz de una mujer rica y más madura. Esta maduración artística fue más visible en True Blue (1986). La canción «Papa Don't Preach» fue un hito importante en su carrera artística. La introducción clásica, el tempo rápido y su voz más grave no tenían precedentes en la obra de Madonna.

Con Like a Prayer (1989), Madonna entró otra vez a una nueva fase musical. El álbum presenta canciones grabadas en vivo e incorporó diferentes géneros de música, como el dance, R&B y gospel. Madonna continuó componiendo baladas y canciones bailables en Erotica (1992) y Bedtime Stories (1994). Trató de actualizar su repertorio mediante la incorporación de samples, loops y hip-hop en su música. Su voz se volvió mucho más profunda y más completa, evidente en temas como «Rain» y «Take a Bow». Durante el rodaje de Evita, Madonna tuvo que tomar lecciones de canto, que aumentaron su rango vocal aún más. De esta experiencia comentó, «estudié con un entrenador vocal para Evita y me di cuenta que había una gran parte de mi voz que no estaba usando. Antes, creía que tenía un alcance muy limitado y que sólo debía sacar el máximo provecho de ella.» Su evolución musical continuó con Ray of Light; la canción «Frozen» muestra su destreza vocal plenamente formada y varias alusiones a la música clásica. Su voz fue limitada y cantó las canciones de Ray of Light sin vibratos. Sin embargo, las respiraciones en las canciones se hicieron más prominentes. Con el nuevo milenio, Madonna interpretó su nuevo álbum, Music con su voz normal en un rango medio, a veces obteniendo un registro superior para los estribillos. También se observó un cambio en el contenido de las pistas, la mayoría de estas eran simples canciones de amor, pero con un tono subyacente de melancolía. Como explicó, «canto acerca del romper una imagen que se tiene de alguien, pero también canto acerca de amar a alguien a quien no desearías amar. Porque sabes que estás condenado, pero no puedes detenerte.» Dicha melancolía continuó en su siguiente producción, American Life, que estaba impregnado de beats de ritmo techno, notas de teclado más fluidas, coros acústicos y un rap en el tema homónimo. Las canciones de rock no convencionales fueron entremezcladas con letras dramáticas sobre patriotismo y composición, incluyendo la aparición de un coro de gospel en «Nothing Fails».229 Musicalmente, las cosas cambiaron con Confessions on a Dance Floor, que llevó a Madonna de vuelta a las canciones de dance puro, ritmos de discoteca y música retro, pero las letras continuaron abarcando metáforas paradójicas e incluían referencias a sus obras anteriores. En su álbum de 2008, Hard Candy, la cantante mezcló R&B y hip hop con melodías de dance. El disco también tenía canciones en cuyas letras se habla sobre los movimientos por la paz y algunas que tienen carácter autobiográfico. El canto en un registro superior continuó, así como el empleo de la técnica de double tracking. Fouz-Hernández comentó que «a lo largo de su carrera, la manipulación de Madonna de su voz nos muestra que, al negarse a definirse en una sola forma, se abrió un espacio para nuevos tipos de análisis musical.»

Videos musicales y presentaciones
En The Madonna Companion, sus biógrafos Allen Metz y Carol Benson señalaron que más que cualquier otro artista pop reciente, Madonna había utilizado MTV y sus videos musicales para establecer su popularidad y mejorar su trabajo musical. Según ellos, muchas de sus canciones están fuertemente vinculadas a las imágenes del video musical. La reacción de los medios de comunicación y del público hacia sus canciones más polémicas como «Papa Don't Preach», «Like a Prayer» o «Justify My Love», tenían que ver con los videos creados para promover el sencillo y el impacto que tuvieron, no únicamente por la canción. Morton sentía que «artísticamente, las composiciones de Madonna a menudo son eclipsadas por sus videos sorprendentes.» Los primeros videos de Madonna reflejan su mezcla de estilos estadounidenses e hispanos combinados con un extravagante glamour, con lo cual fue capaz de transmitir su sentido de la moda vanguardista al público estadounidense. Las imágenes y la incorporación de la cultura hispana y el simbolismo católico continuaron con los videos de la época de True Blue. El autor Douglas Kellner señaló, «este tipo de 'multiculturalismo' y sus movimientos culturalmente transgresores resultaron ser una jugada exitosa para atraer a un público juvenil amplio y variado.» El estilo español en sus videos se convirtió en una tendencia de moda de la época, en forma de boleros y faldas con capas, accesorios como rosarios y un crucifijo, como en el video de «La isla bonita». Varios autores señalaron que con sus vídeos, Madonna fue capaz de revertir sutilmente la función habitual de los hombres como el sexo dominante. Este simbolismo fue probablemente el más predominante en el video musical de «Like a Prayer». El video incluye escenas de un coro de iglesia afroamericano, Madonna seduciendo a una estatua de un santo negro y cantando frente a una serie de cruces ardiendo. Esta mezcla de lo sagrado y lo profano alteró al Vaticano y resultó en la retirada comercial de Pepsi. Madonna ha recibido un récord de veinte MTV Video Music Awards, incluyendo el «Premio a la Vanguardia» en 1986 por su contribución al mundo del video musical.

La aparición de Madonna se produjo durante la llegada de MTV y, según Chris Nelson de The New York Times, «con sus videos con sincronía de labios, marcó el comienzo de una era en la que el aficionado a la música promedio felizmente podría pasar horas al día, todos los días, viendo a las cantantes sólo mover la boca.» La relación simbiótica entre el video musical y la sincronía de labios llevó a la iniciativa de trasladar el espectáculo y las imágenes de un video musical a un escenario en vivo. Nelson escribió: «artistas como Madonna y Janet Jackson establecieron nuevas normas de teatralidad, con conciertos que incluyen no sólo trajes elaborados y pirotecnia coordinada con alta precisión, sino también de un baile muy atlético. Estos efectos tuvieron un costo, la voz en vivo.» Thor Christensen de The Dallas Morning News comentó que mientras que Madonna ganó una reputación de sincronía de labios durante su gira de 1990, Blond Ambition Tour, posteriormente reorganizó sus actuaciones para «destacarse aún durante la partes más difíciles de una canción y [dejar] las rutinas de baile a sus bailarines que la acompañaban... en vez de intentar cantar y bailar al mismo tiempo.» Para permitirse realizar una mayor cantidad de movimientos mientras cantaba, Madonna fue uno de los primeros artistas en utilizar micrófonos inalámbricos con el auricular fijado a las orejas o a la parte superior de la cabeza, y la cápsula en un pequeño brazo que se extiende hasta la boca. Debido a su uso prominente, el diseño de este micrófono llegó a ser conocido como el «micro Madonna».
Legado

De acuerdo con la revista Rolling Stone, Madonna es «uno de los artistas pop más grandes de todos los tiempos.» Ha obtenido múltiples récords en el Libro Guinness de los récords, destacando el título de la solista más exitosa de todos los tiempos. El 10 de marzo de 2008, Madonna fue incluida en el Salón de la Fama del Rock en su primer año de elegibilidad. La revista Billboard la clasificó como la solista más exitosa (y la segunda artista en general, detrás de The Beatles) en el «Billboard Hot 100 Top Artists». También ha obtenido muchos éxitos en las listas de popularidad más importantes alrededor del mundo, incluyendo 13 sencillos número uno en el Reino Unido, 11 en Australia y 23 en Canadá, más que cualquier otra solista. Madonna también apareció en el libro de las 100 mujeres más importantes del siglo XX, publicado por Ladies' Home Journal en 1998. En julio de 2003, se clasificó en el puesto séptimo en la lista de los «200 íconos de la cultura pop de todos los tiempos» elaborada por VH1 y People. También se colocó en la cima de la lista de las «50 mujeres más importantes de la época del video» hecha por VH1. En 2006, se descubrió una nueva especie de oso de agua, Echiniscus madonnae, que fue nombrada así en su honor. Los zoólogos comentaron: «es un gran gusto dedicar esta especie a una de los artistas más importantes de nuestro tiempo, Madonna Louise Veronica Ritchie.» En 2010, dados sus logros comerciales, Madonna fue incluida en la lista de élite de las «25 mujeres más poderosas del siglo pasado» por la revista Time, por ser una figura influyente en la música contemporánea.

A lo largo de su carrera, Madonna se ha reinventado repetidamente a través de una serie de distintas personalidades visuales y musicales, ganándose el apodo de la «Reina de la reinvención». Al hacerlo, «explota su sexualidad a la moda en un icono cultural y comercial que, durante más de una década, era la indiscutida Reina del Pop.» Fouz-Hernández está de acuerdo en que estas reinvenciones son uno de sus principales logros culturales. Madonna se reinventó a sí misma trabajando con los futuros productores talentosos y artistas desconocidos, permaneciendo en el centro de la atención de los medios. Según Freya Jarman-Ivens, «al hacerlo, Madonna siempre ha puesto el ejemplo de cómo mantener tu carrera en la industria del entretenimiento.» Esa reinvención fue considerada por los expertos como la herramienta principal para sobrevivir en la industria musical. Como Ian Youngs de BBC News comentó, «su capacidad de seguir las últimas tendencias de la moda y adaptar su estilo a menudo ha sido la razón por la cual se preserva su imagen.» El uso por parte de Madonna de imágenes sexuales impactantes benefició su carrera y cambió la opinión pública sobre la sexualidad y el feminismo. The Times afirmó, «Madonna, le guste o no, inició una revolución entre las mujeres en la música... sus actitudes y opiniones sobre sexo, desnudos, estilo y sexualidad obligó al público a sentarse y tomar nota.» Rodger Streitmatter, autor de Sex Sells! (2004), comentó que «desde el momento en que Madonna irrumpió en el radar de la nación a mediados de la década de 1980, hizo todo lo que pudo para impresionar al público, y sus esfuerzos fueron bien retribuidos.» Shmuel Boteach, autor de Hating women (2005), consideró que Madonna era en gran parte responsable de borrar la línea entre la música y la pornografía. Dijo: «antes de Madonna, era posible que las mujeres más famosas por sus voces que por su escote emergieran como estrellas de la música. Pero en el universo post-Madonna, incluso artistas muy originales como Janet Jackson ahora sienten la presión por exponer sus cuerpos en la televisión nacional para vender discos.»


Madonna ha influido en numerosos artistas a lo largo de su carrera. Mary Cruz, en su libro Madonna: A Biography, escribió: «su influencia en la música pop es innegable y de largo alcance. Los nuevos íconos pop desde Nelly Furtado y Shakira a Gwen Stefani y Christina Aguilera (y ni hablar de Britney Spears) le deben mucho a Madonna, una deuda de agradecimiento por la plantilla que ella forjó, que combina la atracción sexual y el poder femenino en su imagen, la música y las letras.» Según Fouz-Hernández, las artistas pop como Spears, las Spice Girls, Destiny's Child, Jennifer Lopez, Kylie Minogue y Pink fueron como «la hijas de Madonna, en el sentido en que crecieron escuchando y admirando a Madonna y decidieron que querían ser como ella.» De entre ellas, la influencia de Madonna fue más notable en Spears, a la que se ha llamado «su protegida». A Madonna también se le acredita la introducción de la música electrónica europea en la cultura pop estadounidense, y por el hecho de hacer despegar las carreras de productores europeos como Stuart Price y Mirwais Ahmadzaï. Madonna ha vendido más de 300 millones de discos en todo el mundo.9 La Recording Industry Association of America (RIAA) la considera la artista de rock con más ventas del siglo XX, y la segunda solista con más discos vendidos en los Estados Unidos (detrás de Barbra Streisand), con 64 millones de álbumes certificados vendidos. Según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, a pesar de su alto récord de ventas, en 2001 Madonna era la artista que más perdía por la piratería.

Madonna ha recibido elogios como un modelo a seguir por la mujeres empresarias en su industria, «para lograr el tipo de control financiero por el que las mujeres han luchado durante mucho tiempo dentro de la industria y generando más de 1,2 mil millones de dólares en ventas durante la primera década de su carrera.» Después de su creación, Maverick Records se convirtió en un gran éxito comercial de sus esfuerzos, que fue inusual en ese momento para un sello discográfico creado por un artista. El periodista Robert Sandall dijo que mientras entrevistaba a Madonna, estaba claro que ser un «gran ícono cultural» era más importante para ella que la música pop, una carrera que describió como «un accidente». También vio un contraste entre su personalidad pública muy sexual y su actitud reservada y «paranoica» hacia sus propias finanzas; despidió a su propio hermano cuando se le acusó de cobrarle de más por el acondicionamiento de su mansión en Londres. El profesor Colin Barrow de la Cranfield School of Management describió a Madonna como «la empresaria más inteligente de Estados Unidos... que ha logrado conquistar los puestos más altos de su industria y permanecer allí por reinventarse constantemente.» También resaltó la «planificación, disciplina personal y constante atención a los detalles» como modelos para todos los aspirantes a ser empresarios. Los académicos de la London Business School la llamaron una «empresaria dinámica»; identificaron su visión de éxito, su comprensión de la industria de la música, su capacidad para reconocer sus propios límites de rendimiento, su disposición a trabajar duro y su habilidad para adaptarse como la clave de su éxito comercial. Morton comentó que «Madonna es oportunista, manipuladora y despiadada, alguien que no se detendrá hasta obtener lo que quiere, y eso es algo que puedes ganar a costa de perder a las personas más cercanas a ti. Pero eso claramente no le importa.» Taraborrelli consideró que esta crueldad fue visible durante el rodaje del comercial de Pepsi en 1989. «El hecho de que no quisiera sostener una lata de Pepsi en el comercial, fue la pista que los ejecutivos de Pepsi necesitaban para saber que Madonna la estrella del pop y Madonna la empresaria no iban a ser dirigidas por otra persona, ella haría todo a su manera, la única manera.» Por el contrario, el reportero Michael McWilliams, comentó: «las quejas sobre Madonna –que es fría, codiciosa y sin talento– ocultan el fanatismo y la esencia de su arte, que es uno de los más cálidos, de los más humanos, de los más profundamente satisfactorios en toda la cultura pop.»

Discografía

• 1983: Madonna
• 1984: Like a Virgin
• 1986: True Blue
• 1989: Like a Prayer
• 1992: Erotica
• 1994: Bedtime Stories
• 1998: Ray of Light
• 2000: Music
• 2003: American Life
• 2005: Confessions on a Dance Floor
• 2008: Hard Candy

1 comentario :

  1. Do you love Pepsi or Coke?
    ANSWER THE POLL and you could win a prepaid VISA gift card!

    ResponderEliminar